Pulido: "El Real Zaragoza no viene en buena dinámica, pero ojalá estuviéramos donde ellos"

Entrenamiento del Huesca con Jorge Pulido
photo_camera El central y capitán Jorge Pulido no quiere un mínimo de confianza

Real Zaragoza – Huesca, duelo aragonés que se encuentra ya a la vuelta de la esquina. Los maños llegan mejor en posición, pero peor en sensaciones que unos altoaragoneses en situación inversa: pésima clasificación y algo de ilusión en los dos últimos duelos. El capitán de estos, Jorge Pulido, ve que los de Fran Escribá se encuentran “en una dinámica que no es buena”, pero con un hueco en la mitad de tabla. “Ojalá estuviéramos donde están ellos”, ha afirmado.

El Huesca viene de “una buena imagen ante el Espanyol”, un aspirante a subir, pero “la realidad es la que es y hay que tener tranquilidad”. “Me gustó el equipo, El Alcoraz, el ambiente que se vio levábamos tiempo sin vivirlo y fue especial. Me fui con sensaciones positivas, pero hay que que tener los pies en la tierra, saber dónde estamos y que son tres puntos”, ha analizado. Pero fue precisamente “la atmósfera” de casa, algo que no apuntan a tener este sábado en La Romareda, lo que ayudó “a sacar la rabia” y hacer un buen partido.

Por su parte, el Real Zaragoza viene de caer de forma insultante en Copa del Rey ante el Atzeneta, algo que no se sabe cómo va a afectar al grupo. Ni al entrenador, por cierto. Pero esta historia se vivió en Huesca el año pasado. La Copa “es lo que tiene”. Pulido considera que en el futbol actual “de una categoría a otra hay una diferencia mínima y todos los jugadores tienen una calidad increíble”. La diferencia, quién se lo va a decir a los maños, “es la intensidad”. Vas a la Copa, “te crees que eres mejor” y pasa lo que pasa.

Eso es lo que no les puede suceder como vayan con aires a La Romareda. “Si no tienes los pies en el suelo en el 20 pierdes 2-0. Vienen en una dinámica que no es buena, pero ojalá estuviéramos donde están ellos”, ha afirmado el capitán del Huesca. Su idea es “hacer un gran partido y empezar marcando”. Los oscenses ya conocen cómo es el estadio y, hablando de atmósferas, como se adelante el Real Zaragoza puede tumbar. “Sabemos cómo es la romareda. Te marcan un gol y la atmósfera ahí sí que es peligrosa para nosotros. Habrá que intentar empezar bien, si no, la afición aprieta y se complica”, ha explicado Pulido

Ganar “sería un empujón para la afición, el equipo, el trabajo del míster”. Y el cambio que se está viendo en el Huesca ahora quiere mantenerlo. Y eso que considera a los jugadores protagonistas de este mal arranque de competición. La culpa “no es de la directiva o del entrenador”, pero ahora viene uno nuevo “y parece que las cabezas cambian”. En el fútbol “es todo cabeza”. Ahora se ve un Huesca más suelto, menos atenazado, y se transmite a la grada. Como se vio ante el Espanyol en un partido difícil de olvidar “porque fue de Primera”.

SIN CUENTAS

Un Huesca cómodo que viaja a La Romareda buscando seguir en línea ascendente. Sin cuentas, por mucho que se hablase de esos 20 puntos al término de la primera vuelta. Con un capitán centrado en entrenar y en ganar. Y con el 3-0 del año pasado en la retina. “Espero que no nos pase lo del año pasado. Fue duro para todos. Se te ponen 2-0 con el ambiente que hay… fue un momento que no gusta. Ojalá se pueda vivir un bonito partido entre aficiones y compitamos hasta el final”, ha señalado. Eso es “lo mínimo”.

Con una “burbuja competitiva” que le lleva a hacer jugadas como la del gol ante el Espanyol, Pulido afronta un nuevo reto en La Romareda. Y recordando, a pregunta de la prensa, los otros duelos contra el Real Zaragoza. “El que ganamos 3-1 fue especial, pero recordamos todos el gol de Galán. Es imposible que se olvide. No hubo afición, fue una pena, pero fue especial porque nos dio el soplo de aire para creer que podíamos volver. Ese gol en el 95 nos llevó a disfrutar del Huesca en Primera”, ha recordado.

El Huesca ahora debe mirarse a sí mismo y “no pensar en dinámicas o ambientes”. “Como pensemos que han perdido en Copa o que están en dinámica regular nos equivocamos y nos harán daño”, ha advertido. Así se prepara en el norte un duelo aragonés al que ambos llegan altamente necesitados de sumar.