La S.D. Huesca se queda sin el premio del gol y empata ante el Mirandés (0-0)

El Huesca empata a cero ante el Mirandés en el segundo amistoso de pretemporada
photo_camera El conjunto azulgrana no ha conseguido anotar tras generar varias ocasiones. Foto: CD Mirandés.

El equipo aragonés ha empatado a cero ante el Mirandés en Tafalla. Los de Ziganda han ofrecido una buena imagen y han tenido las ideas claras desde el principio, aunque no han conseguido materializar sus oportunidades. El guardameta del Mirandés, Ramón Juan, ha evitado con sus paradas que el Huesca se llevase el partido, que continúa trabajando y sumando minutos para lograr la primera victoria de la pretemporada.

El técnico azulgrana volvió a apostar por la defensa de tres centrales y dos carrileros como probó en el primer amistoso ante Osasuna. En los primeros compases del partido, el conjunto oscense salió a presionar en campo contrario, pero sin generar claras ocasiones en ataque. Poco a poco, el Huesca empezó a notarse más cómodo y consiguió hacerse con las riendas del choque. En el minuto 12, los de Cuco Ziganda tendrían la primera ocasión para anotar. Álvaro Fernández iniciaba un gran contragolpe y asistía a Joaquín que, después de una jugada individual, chutaba con la izquierda y mandaba el balón rozando el travesaño

Al Mirandés le costaba contrarrestar la iniciativa y la buena presión de su rival. Los azulgranas seguían a lo suyo y volvieron a encontrarse con otra ocasión clara, esta vez, a balón parado tras un córner botado que le caía a Manu Rico, pero su disparo salió desviado. Después de la pausa de hidratación, la sintonía del encuentro se decantó hacia el lado del Huesca. El equipo altoaragonés dominaba y se acercaba con más claridad al área rival. 

El buen trabajo a balón parado salió a relucir hasta en dos ocasiones. Tras un saque de esquina, Jorge Pulido ganó a la defensa del Mirandés, obligando a Ramón Juan a repeler su remate de cabeza. El guardameta rojillo sería el protagonista de su equipo y evitó otro tanto. El otro Pulido, Rubén, logró disparar tras la falta botada por Joaquín, pero Ramón Juan realizó una gran parada que impidió que se pusieran por delante en el marcador. Terminó la primera mitad con un Huesca mucho mejor, trabajando en bloque y remando todos en la misma dirección, pero los goles seguían sin entrar.

SEGUNDA PARTE

Ziganda renovó casi al completo al equipo para los siguientes 45 minutos, y mantuvo a Rubén Pulido, Jorge Pulido y Vilarrasa. Los azulgranas buscaban más velocidad y finalizar con éxito las jugadas. En los primeros minutos de la segunda mitad, se notó la frescura de los futbolistas que habían ingresado en el terreno de juego. Kanté iniciaría el peligro, ganando en carrera al defensa y al portero, pero Sergio Barcia se tiraba con todo para evitar el primero de la S.D. Huesca,

El ritmo de Soko y Obeng ponía en apuros a la defensa del Mirandés con sus internadas por banda derecha y dieron al equipo otra cara en la parcela ofensiva. Cumplida la hora de partido, una jugada de pizarra que finalizaba Kanté con un potente tiro, terminó en el larguero, una vez más, e impidió el gol de los oscenses. 

El trio de atacantes del Huesca hacían mucho daño a su rival. La acometida oscense no cesaba y llegó la pena máxima a su favor. Gerard Valentín encaraba por banda derecha al defensa, que se vio superado, y le mandó a lanzar desde los once metros. Pero el protagonista del choque volvería a aparecer. Ramón Juan continuaría vestido de héroe y logró atajar el penalti para aguar la fiesta a Ziganda y los suyos. 

En el tramo final, los altoaragoneses bajaron la intensidad después de internarlo una y otra vez, pero la suerte no estaba de su lado. En los últimos cinco minutos, el encuentro se igualó y no ofreció mucho más. El Huesca se fue sin anotar después de gozar de varias ocasiones para llevarse la victoria. El reconocimiento fue para el guardameta del Mirandés, que aguantó muy bien y consiguió mantener el marcador inicial.