S. D. Huesca 0-0 Leganés

El Huesca tira de solidez defensiva para sumar un punto ante el líder

El Huesca queda un punto más cerca de la salvación tras rascar un empate a nada ante el Leganés
huesca-leganes
photo_camera El Huesca rozó el gol con una doble ocasión tras el descanso. Foto: S. D. Huesca

Once partidos sin perder. Sigue firme la S. D. Huesca cumpliendo con el guión previsto hacia un desenlace claro, el de atar la permanencia. Después de la visita del líder, el C. D. Leganés, a El Alcoraz, el objetivo queda un punto más cerca. Pese a contar con aspiraciones muy diferentes, los de Hidalgo firmaron un encuentro abierto, en el que la sensaciones y las estadísticas dieron como bueno el reparto de puntos final, aunque fueron los azulgranas los que tuvieron las más claras para haberse llevado más del duelo en su estadio.

Elady ejercía de principal referencia ofensiva de la S. D. Huesca y suyas fueron las de mayor peligro antes del descanso. Salió potente el Leganés, mirando hacia la portería de Álvaro Fernández, pero rápido reaccionaron los de Hidalgo, con un remate de Elady que se fue por encima del larguero, tras una gran jugada trenzada por la derecha entre Juanjo Nieto y Gerard Valentín. Y volvía a ser Elady el que no lograba rematar entre los tres palos en un córner servido por Óscar Sielva, cruzando la media hora de partido. Eran las más claras para los azulgranas en una primera parte de estadísticas parejas y que dejaba muy abiertos los 45 minutos restantes.

Aumentó la tensión tras el paso por vestuarios, cuando la S. D. Huesca rozó el primero, en una doble ocasión tras un balón colgado desde la derecha. Remató primero Loureiro y Kortajarena al rechace, pero detuvo ambos remates el portero, apenas diez minutos después de la reanudación. También se iba alto el disparo de Hugo Vallejo, solo ante la portería, tras una buena acción en la que Iván Martos y Javi Martínez habían buscado antes posición de tiro.

Se abría el encuentro y subía el ritmo según avanzaban los minutos, y Antonio Hidalgo daba entrada a Vilarrasa y Bolívar primero, y a Joaquín y Kento después. Pero aunque consiguieron jugar los últimos minutos con mayor presencia en campo visitante, no lograron cambiar el marcador, en un desenlace en el que el peligro sobrevolaba las dos áreas, pero sin traducirse en exigencia para los porteros y por tanto, en cambios en el 0-0 inicial y definitivo.