El Huesca recibe en El Alcoraz a un Amorebieta que no sabe lo que es ganar a domicilio

Los oscenses vencieron en la ida por 0-1 con gol de Obeng y los de Hidalgo saben de la importancia además del average
huescaentrenamiento
photo_camera Los oscenses necesitan ganar para poner tierra de por medio con el descenso. Foto: S.D. Huesca

La categoría de plata del fútbol español sigue su curso y poco a poco va entrando en una fase en la que los partidos adquieren un valor mucho más decisivo. Los equipos ya perfilan sus luchas de cara al final de temporada, unas que, también es cierto, muchos conocen desde el comienzo de la liga. Este es el caso de dos conjuntos, la Sociedad Deportiva Huesca y la Sociedad Deportiva Amorebieta, cuya pelea evidente es la permanencia.

Este domingo ambos se ven las caras en El Alcoraz en una nueva prueba de supervivencia. Los oscenses llegan en una dinámica positiva que les ha permitido salir del descenso y respirar algo más tranquilos estas últimas jornadas. Sin embargo, saben que no pueden confiarse y que deben seguir en esta línea de trabajo para acabar la jornada 42 fuera de esos puestos de descenso. Un paso importante sería vencer este domingo al Amorebieta, colista de la categoría y rival directo en la batalla.

Sumar los tres puntos en el casillero haría bueno el empate cosechado en Elda y significaría la segunda victoria consecutiva en casa. Un verdadero “golpe encima de la mesa”, según apuntó Álvaro Fernández, porque además, el Huesca ganaría el golaveraje con otro equipo más de la zona de abajo. En la ida el encuentro entre vascos y aragoneses se saldó con victoria oscense por 0-1 gracias a un gol de penalti de Obeng.

Durante la semana los jugadores y el entrenador del Huesca han manifestado unas ganas inmensas del partido en su feudo y de revivir las sensaciones del último ante el Alcorcón hace dos semanas. Esta euforia (y salir del descenso) ha generado una ilusión y motivación máxima en las tierras altoaragonesas y El Alcoraz espera una gran entrada este domingo.

El Amorebieta llega a Huesca siendo un equipo con más debilidades que fortalezas como ya indica su lugar en la clasificación. En este aspecto, una de las que destaca es su incapacidad para ganar fuera de casa. El conjunto dirigido por Jandro no ha conseguido vencer en ninguno de sus desplazamientos fuera de Lezama y es el único de la Liga Hypermotion que no lo ha logrado. De hecho, en sus doce viajes solo ha podido sumar tres puntos, gracias a sus empates en Oviedo, Gijón y Albacete.

Así pues, aunque los factores acompañen para que los oscenses vivan otra tarde para el recuerdo, la SD Huesca mantiene los pies en la tierra. Pese a su situación, el ‘Amore’ viene de vencer al Elche casi tres meses después, por lo que se encuentra con la confianza de volver a estar vivo en la pelea. El propio Álvaro confesó en rueda de prensa que esa victoria les hacía estar más “alerta”. Por su parte, Sielva señaló que no iban a relajarse porque “no hay ningún equipo superior” y que los partidos que menos te esperas, son lo que se pierden.

ANTECEDENTES

Los vascos están viviendo su segunda temporada en Segunda división (2021-22 y 2023-24), por lo que los cara a cara entre estos dos clubes en la categoría son bastantes escasos y se cifran en tres. Una victoria para cada uno y un empate. En El Alcoraz sólo hay registro del partido de hace dos años, en el que ambos empataron a un gol. No obstante, cabe mencionar que sí hay enfrentamientos anteriores en Segunda Federación.