El Huesca se aferra al Alcoraz para superar el bache

La S.D. Huesca falló en el momento más complicado del curso, cuando el descenso se ubica a cinco puntos 
El Huesca regresa este sábado al Alcoraz. Foto: LaLiga Hypermotion
photo_camera El Huesca regresa este sábado al Alcoraz. Foto: LaLiga Hypermotion

Semana complicada para la Sociedad Deportiva Huesca. Siempre lo son cuando no se gana y este equipo ya no recordaba aquel sentimiento. El Huesca volvió a perder después de casi tres meses, en el momento más complicado de la temporada y en la jornada previa a recibir a su gran competidor, en lo futbolístico y en lo emocional, el Real Zaragoza. Tras dos empates y una derrota, la victoria ante los maños es fundamental. Para conseguirla, en el partido más especial del curso, El Alcoraz jugará un papel esencial.

Es lo que tienen las dinámicas. Que acaban. La S.D. Huesca no pudo prolongar su racha de encuentros sin perder dejando en once la hazaña, a la cual hay que darle el merito que merece, a pesar de quedarse a las puertas del récord cosechado por Anquela, quien logró mantenerse doce jornadas invicto en el fútbol profesional. Además, Álvaro Fernández encajó más de un gol en contra, después de doce jornadas, siendo la última vez en la derrota ante el Eibar (2-3).

Este domingo el Racing de Ferrol, con el factor A Malata jugando un papel importante, fue el equipo capaz de vencer, por fin, al cuadro dirigido por Antonio Hidalgo. Se adelantaba el Huesca en el feudo gallego, pero tras el descanso los ferrolanos fueron ganando metros y dieron la vuelta al marcador. La plantilla azulgrana sabía que podía pasar, porque así es el fútbol, pero supone un duro mazazo en el tramo actual de la temporada.

Hidalgo lo ha repetido constantemente. El nivel de urgencia y de tensión debía mantenerse en las filas oscenses, porque lo hecho, hecho está, y los puntos siguen siendo necesarios para el objetivo. El Huesca ha cosechado unas semanas de gran nivel y confianza, pero no hay nada conseguido y ahora el descenso está a cinco puntos, pues los de abajo no se relajan y las distancias se acortan cada jornada.

Así pues, la S.D. Huesca llega al duelo aragonés frente al Real Zaragoza en un momento delicado, similar al de los maños, estando ambos empatados a 42 puntos. Con nervios y con una urgencia que hacía semanas que no era tan real.

VOLVER A LA PORTERÍA A CERO

Llevarse el compromiso ante el equipo de Víctor Fernández pasa por mostrar de nuevo la solidez defensiva que les caracteriza y que se perdió en ciertos tramos en Ferrol. Los oscenses volvieron a recibir más de un gol en contra, algo que no ocurría desde que el Eibar le endosó tres en El Alcoraz.

En A Malata, la S.D. Huesca recibió los dos tantos en poco más de diez minutos. Había aguantado perfectamente las ofensivas del Racing de Ferrol, pero en un centro bien ejecutado por Heber Pena, que pilló desprevenida a la defensa, Álvaro Fernández dudó en la salida y llegó el primero. Una acción en la que estaban uno menos sobre el verde, pues Elady estaba siendo atendido en la banda. En el segundo acompañó la fortuna, ya que el disparo lejano de Nico Serrano pegaba en Kortajarena desviando ligeramente la trayectoria.

Así pues, ante un equipo al que le cuesta anotar, los de Hidalgo buscarán ser ese muro que les ha llevado a sumar tantos puntos y a salir del descenso. Podrán hacer en su, ya fortín, El Alcoraz. El Huesca regresa esta jornada a su casa, donde ha sumado en siete de los últimos ocho encuentros disputados. Este será, sin duda, un jugador más frente al Real Zaragoza.