Homenaje del Huesca para terminar muy vivo la primera vuelta (3-0)

La Sociedad Deportiva Huesca se dio un buen homenaje ante el Cartagena para demostrar que esta muy vivo
Hugo Vallejo y Kortajarena celebran un gol del Huesca
photo_camera Hugo Vallejo, Kortajarena y Vilarrasa fueron los autores de los goles. Foto: LaLiga

La Sociedad Deportiva Huesca se dio un buen homenaje ante el Cartagena para demostrar que esta muy vivo. Un vendaval de diez minutos, entre el 30 y el 40, con goles de Vilarrasa, Hugo Vallejo y Kortajarena, puso el 3-0 en el marcador y ya no se movería hasta el final del duelo. Los altoaragoneses terminan el año en puestos de descenso, pero a un solo punto de la permanencia y con un sabor muy dulce en el paladar. Queda mucho por hacer todavía, pero los de Hidalgo han salido victoriosos de una batalla clave.

El Huesca afrontaba el trascendental partido con Álvaro en portería y defensa compuesta por Loureiro en banda derecha y Vilarrasa en la izquierda. Pareja de centrales, Pulido y Blasco. En el centro del campo, Sielva y Kortajarena, con bandas para Hugo Vallejo y Joaquín. Más adelantado se ubicaba Javi Martínez en la mediapunta y Obeng de delantero centro. En el Cartagena, Musto era el hombre más reconocible para los oscenses en el once y, en el banquillo, Mikel Rico.

Sin apenas poder hablar de lo que sucedía sobre el terreno de juego en El Alcoraz, porque en los primeros minutos no había mucho que comentar en el plano futbolístico, había que trasladarse a la grada. Hasta entonces poca cosa, el clásico tanteo igualado en los primeros diez minutos de juego y una aproximación por barba, pero se paró el partido allá por el 12. Un aficionado tenía que ser atendido, dando un susto importante tras los últimos episodios vividos en la competición española. Algo más de cinco después, la reanudación y el aplauso de la grada llevaban a pensar que todo estaba en orden.

Así que, gracias a Dios, volvía la normalidad al Alcoraz en el minuto 17. El Huesca comenzaba a ganar metros, a mostrar que quería ponerse a un solo punto de la permanencia. No podía suceder otra cosa; quedarse descolgado no era una opción para la capital oscense. Así que había que ponerse manos a la obra. La primera aproximación llegaba en el 21, cuando Javi Martínez ponía el pase al corazón del área al que no llegaba Obeng y que despejaba Verdú. No podía ser, pero era el preludio de lo que iba a suceder después. Avisaba el Huesca, defendía bien y confiaba en celebrar pronto el gol.

Eso lo lograría cuando se cumplía el minuto 30, la primera media hora de juego. Loureiro condujo, superaba la línea de presión, abría a Joaquín, que centraba al segundo palo. Allí aparecía Vilarrasa para, en carrera, rematar al fondo de la red y hacer el 1-0. Las cosas se ponían muy de cara para el Huesca en un partido trabado, rocoso. A partir de entonces, los oscenses trataban de buscar el segundo sin descuidar la zona de atrás. Seguían siendo dueños del encuentro no solo en el marcador, sino también en balón y en iniciativa.

Un planteamiento que saldría perfecto y evidenció la realidad apenas cinco minutos después. Hugo Vallejo tomaba la pelota por banda izquierda y se metía hacia dentro. Era una jugada clásica del extremo, que llegó a la frontal y lanzó un zapatazo directo al fondo de la red. Golazo para el 2-0 en el minuto 34 gracias a un Vallejo que había sabido ajustar perfectamente al palo derecho tras su cabalgada y llevar una alegría inmensa a la grada del Alcoraz. Y algo de tranquilidad también, para qué negarlo.

Pero había que poner, entre los goleadores, una guinda a la primera parte. Qué gusto dio ver esa jugada culminada con Vilarrasa, que pasaba el balón por encima de la defensa y lo controlaba perfectamente Hugo Vallejo. Cabeza alta, pase de la muerte a Kortajarena y 3-0 en el marcador cuando se cumplía el minuto 39. Diez minutos en los que el Huesca se convertía en un vendaval de fútbol donde se gustaba, donde volvía a disfrutar de su casa y de ganar. Incluso tuvo otra más de Obeng que casi pesca en el área, pero en cualquier caso, homenaje del Huesca antes del descanso y muy buenas sensaciones en El Alcoraz.

SEGUNDA PARTE PARA DISFRUTAR

Se trataba ahora de mantener la calma y el resultado. El huracán oscense había dejado encarrilado el partido con 3-0 y la sensación de equipo muy sólido. Solo había que ver la jugada del tercero, paradigma de lo que había sido el partido, con un dominio absoluto y casi una veintena de pases hasta encontrar portería. Sin embargo, el Cartagena avisó de que no había que prometérselas muy felices. Porque Lautaro de León centró y Blasco remató perfectamente en propia portería obligando a Álvaro a salvar los muebles.

En esta tesitura, Hidalgo, que estaba leyendo el partido a la perfección, apostó por una defensa de tres centrales. Martos ocupaba el sitio de un Sielva que se colocaba como pivote para sacar el balón, pero en esta ocasión, con el fin de ser uno más entre Pulido y Blasco. El Cartagena no estaba del todo mal, pero esa falta de confianza le llevaba a no acertar nunca entre los tres palos. Al menos hasta entrar en los últimos 20 minutos. Tampoco conseguía ampliar la renta el Huesca, que sin dormirse en exceso, sabía tener cierto dominio del encuentro.

Se sucedían los minutos, sabedor el Huesca de que el tiempo jugaba a su favor. Si el Cartagena no veía portería rápido, los tres puntos se quedaban en casi. Motivo por el que la apuesta era clara: había que defender y buscar una contra. Pero no hizo falta demostrar nuevamente puntería, porque los murcianos, sin verse excesivamente mal, tenían uno de esos días fatídicos en los que nunca sale nada. Ni los disparos lejanos ni las arremetidas en el área servían para poner en apuros serios a Álvaro, que sí intervino, aunque sin ponerse la capa de héroe.

El Huesca tocaba para dejar paso a los minutos, adentrarse en el 90 y superar el escaso añadido a un partido resuelto. Había regresado otra vez la victoria al Alcoraz, resultado con el que se cerraba el año y que dejaba un regusto muy dulce. A pesar de ocupar plaza de descenso, los altoaragoneses no están muertos y los puestos de permanencia quedan a un solo punto de distancia.

FICHA TÉCNICA

S.D. Huesca: Álvaro Fernández; Loureiro, Blasco, Pulido, Vilarrasa; Hugo Vallejo (Enzo Lombardo, min 70’), Sielva (Martos, min 62’), Kortajarena, Joaquín (Bolívar, min 80’), Javi Martínez (Álex Balboa, min 70’); Obeng (Manu Rico, min 80’)

F.C. Cartagena: Marc Martínez; Alcalá, Gonzalo Verdú (Ayllón, min 46’), José Fontán; Sabater (Mikel Rico, min 46’), Luis Muñoz, Musto (Jony Álamo, min 79’), Tomás Alarcón, Jairo Izquierdo; Lautaro de León (Héctor Hevel, min 86), Jansson

Árbitro: Guzmán Mansilla. Amonestó a Fontán (min 31’)

Goles: 1-0, Vilarrasa (min 30’); 2-0, Hugo Vallejo (min 34’); 3-0, Kortajarena (min 39’)