S.D. Huesca

Hidalgo no quiere campanas al vuelo: "Aún queda, la situación es de urgencia"

La S.D. Huesca debe recibir al líder en El Alcoraz y no podrá contar con Samu Obeng en la punta de ataque.
Antonio Hidalgo dirige a los altoaragoneses. Foto: S.D. Huesca
photo_camera Antonio Hidalgo dirige a los altoaragoneses. Foto: S.D. Huesca

La S.D. Huesca se encuentra en un gran momento de forma y hay que sacar partido de ello al máximo. Sabiendo, eso sí, que no hay nada hecho todavía. El entrenador altoaragonés, Antonio Hidalgo, cree que deben ser conscientes del estado que atraviesan tras sumar muchos puntos. Pero “aún queda, la situación es de urgencia máxima”. Por lo tanto, “hay que tener hambre, tensión, y a partir de ahí, todo es mas sencillo y se pueden hacer muchas cosas”.

Los azulgranas reciben al líder este domingo en El Alcoraz y Antonio Hidalgo no varía ni un ápice su mensaje. Por cierto, no podrá contar con el delantero Samu Obeng, que no ha entrenado “en toda la semana”. En cuanto a su idea, sigue pidiendo máxima concentración y tensión con el objetivo de conseguir una victoria que supondría un paso muy importante hacia el objetivo. Enfrente, uno de los rivales más complicados de la competición, el Leganés, líder indiscutible. “Conocemos su potencial, es el mejor equipo de la categoría”, decía el técnico en la previa del encuentro.

La definición del conjunto pepinero es de sobra conocida. “Es un equipo que domina muchos registros, sólido y que concede muy poco. Es difícil hacerle daño. Además, arriba tienen un talento brutal. Es un equipo muy difícil de batir”, explicaba de su rival. Por eso pide mantenerse “alerta”. “Saldremos con el convencimiento de hacer muchas cosas bien, de saber sufrir y aprovechar nuestras opciones. Tenemos que tener la máxima atención cada segundo”, ha declarado.

El del domingo será un encuentro entre dos de los equipos más sólidos de la categoría e Hidalgo espera “un partido igualado, como lo son todos, que se definen por detalles”. “Ahí es donde debemos aflorar nuestras virtudes, tener hambre, querer y saber sufrir”, ha insistido. Además, contarán con el apoyo de la grada del Alcoraz. “Cuando jugamos con nuestra gente es importante darles un triunfo, hacerles disfrutar, que nos empujen, y esa unión es muy bonita. Tenemos que saber lo que nos ha costado llegar hasta aquí".

Afrontando la recta final de la competición, Hidalgo asegura que mira el calendario. “Cuanta más tranquilidad y centrados en el trabajo estemos, mejor. Aún nos queda, seguimos con la máxima humildad y atención, tenemos que mantener la tensión y la pasión”, ha finalizado.