El Huesca tutea al Granada para arañar un empate (1-1)

Joaquín adelantaría a los oscenses al filo del 45, pero en el descuento de la primera mitad, Carlos Neva haría las tablas.
Joaquín en El Alcoraz contra el Granada
photo_camera El extremo logró adelantar a los oscenses ante el Granada. Foto: S.D. Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca plantó cara al Granada para terminar arañando un empate positivo. Los oscenses se adelantaron al filo del 45 por medio de Joaquín, pero precisamente en el descuento de la primera mitad, Carlos Neva haría las tablas. Los oscenses tuvieron ocasiones para marcar y para recibir, y finalmente el empate quedó sellado en el electrónico. Eso sí, el playoff queda ya a nueve puntos.

Partían los oscenses con Andrés Fernández en portería y una vuelta a la línea de cuatro. Ratiu por la derecha, Florian Miguel por la izquierda y Jorge Pulido y Blasco en el eje de la zaga. En el doble pivote se ubicaban Cristian Salvador y Sielva, con una segunda línea compuesta por Joaquín, Juan Carlos y Gerard Valentín. Arriba, Obeng se ubicaba en punta. Por parte de un lanzado Granada, Callejón, Uzuni o Weissman eran, por decir algunos, los más destacados de un once de muy superior categoría.

Comenzó el choque igualado, y quizá con el Granada algo más metido en el partido que los altoaragoneses. De hecho, aunque el 0-0 reinaba en el marcador, los andaluces tenían opciones de hacer el primero. Pero la respuesta local no tardaría en llegar, porque rondando la media hora, Gerard Valentín metía en el partido a los suyos. El atacante conducía desde campo propio hasta plantarse en el área y sacar un disparo cruzado que se fue rozando el palo. A punto estuvo de llegar Obeng para corregir la trayectoria.

Sin embargo, la cosa volvería cambiar de forma inmediata, y el susto fue grande, porque el 1-0 llegó al Alcoraz. En una jugada con muchos rechaces en el área pequeña, Callejón remataba al fondo de la red, pero el juez de línea lo anulaba de manera inmediata por fuera de juego. No tuvo que intervenir el VAR siquiera, así que asunto resuelto.

Como si se tratara de un combate, el intercambió de golpes hizo que en la siguiente jugada fuera el Huesca el que rozara el gol. Un balón rechazado que enganchó Sielva buscando portería, pero desviado, acabó en Obeng, que sacó un gran remate escorado, que salvó Raúl Fernández, en una gran intervención. Y el guardameta volvía a ser protagonista, otra vez ante Obeng, rozando lo suficiente para sacar a córner el potentísimo disparo del delantero.

Y así, la versión más atrevida de los azulgranas encontró el premio del gol. Una contra iniciada por Juan Carlos, que abrió a la derecha para Gerard Valentín, que la puso al área pequeña, donde Joaquín hacía el primero. Minuto 43 de encuentro y 1-0. Pero siguiendo el guion de toda la primera parte, no tardó en llegar la réplica visitante, y en el añadido, Neva igualaba de nuevo el marcador con un potente disparo frontal. Minuto 47, 1-1 y descanso en El Alcoraz.

SEGUNDA MITAD

Arrancaba la segunda parte con el Granada asomando a la portería de Andrés, pero reaccionando el Huesca minutos después, en una gran combinación entre Gerard Valentín y Joaquín, que acabó en un centro de este último al que a punto estuvo de llegar Obeng. Se cumplía el 58 cuando Arcediano Monescillo señaló el punto de penalti en un derribo de Gerard Valentín en el área. Pero de forma lógica tras un desorbitado piscinazo, el VAR llamó la atención al trencilla para corregir cuanto antes.

Se dio paso entonces a un tramo de poco fútbol y mucha protesta, con un Granada mejor sobre el terreno de juego. De hecho, encontrarían el premio en el minuto 67. En una recuperación dentro del área, Weissman lanzaba un disparo cruzado que del poste que se metía dentro. Ahí estaría el VAR, con mucha más polémica que antes, para decir que no debía subir al marcador porque Molina intervenía en la jugada tras venir de fuera de juego. Cosas del fútbol, pudo cambia la historia en la siguiente jugada, pero Kento remataba por encima del larguero en un rechace a disparo de Juan Carlos Real.

Movió el banquillo Cuco Ziganda a diez minutos del final, más por puro desgaste que por necesidad dentro del juego. Y Kanté y Marc Mateu -recuperado de su lesión- sustituyeron a Obeng y Juan Carlos. Se sumaban a la sustitución de Cristian Salvador, que en la primera parte pedía el cambio tras sentirse indispuesto, saliendo Kento en su lugar. Timor y Juanjo Nieto completaron los cambios, debutando este último con la camiseta de la SD Huesca, y dejando atrás la lesión de ligamentos que sufrió hace un año.

Aguantaba el aire El Alcoraz en el añadido, cuando Andrés sacaba el potente disparo cruzado de Bryan, y en el área contraria, el balón se paseaba tras la prolongación de Timor al saque de banda de Marc Mateu. Una falta escorada a la derecha del Granada, que no encontró remate claro fue la última del partido, dejando un empate con muchas valoraciones, tantas como ocasiones claras tuvo el encuentro. En cualquier caso, el Huesca plantó cara a un Granada que sueña con el ascenso directo, pero el playoff queda al menos a nueve puntos.