El Huesca tira por la borda la primera victoria de la temporada (1-1)

Un penalti de Pulido tiró por la borda la primera victoria de la temporada de la Sociedad Deportiva Huesca
Obeng pelea un cuero
photo_camera El Huesca no pasó del empate ante el Mirandés. Foto: LaLiga

Cuando todo parecía controlado y encaminado para lograr la primera victoria de la temporada ante el Club Deportivo Mirandés, llegó el desastre de la Sociedad Deportiva Huesca. Los de Cuco Ziganda parecía que ganarían en la jornada 4, pero tampoco pudo ser. Javi Martínez adelantaba a los locales, pero el capitán, Jorge Pulido, cometía un penalti cuando apenas faltaban seis minutos para el final que transformaría el Mirandés. 1-1 definitivo en El Alcoraz para sumar, pero que impedía la victoria de un conjunto altoaragonés instalado en zona de descenso.

Volvía a casa la Sociedad Deportiva Huesca con Álvaro en portería custodiado por Blasco y Pulido como pareja de centrales. Las bandas eran para Loureiro y Martos. Sielva y Kortajarena se ubicaban en el doble pivote, mientras que la segunda línea de tres estaba compuesta por Gerard Valentín, Javi Martínez y Joaquín. Arriba, Obeng trataría de ver portería. Carlos Martín era el hombre más peligroso del Mirandés.

Apenas habían pasado cinco minutos cuando Kortajarena veía la primera amarilla del encuentro por agarrón sobre Álvaro Sanz. Y era precisamente el Mirandés quien tenía la primera por medio de Godoy en el 7, aunque el balón se marchaba fuera tras pasearse por el área de Álvaro. Tres después, Sielva perdía un balón peligroso que salvó Blasco. Debía espabilar un cuadro aragonés que mantenía las tablas más por demérito rival que por acierto propio.

Volvía a la carga el Mirandés con una falta lateral que Godoy no acertó a rematar, pero seguía más cerca el gol del Mirandés que el del Huesca. Corría el minuto 17 cuando los locales se acercaban a la meta rival, aunque sin peligro alguno. Otra con las mismas características tenía lugar en el 20, porque el enmascarado Pulido envió su remate de un saque de esquina varios metros a la izquierda de la meta defendida por Luis López.

Corría el 27 cuando llegó la primera peligrosa de la Sociedad Deportiva Huesca. Gerard Valentín llegaba a línea de fondo para poner el pase de la muerte a Joaquín, que no culminaba en el punto de penalti y el rechace no lo cogía Obeng. Antes de la media hora, amarilla para Tachi. Con el amanecer de Gerard lo hacían todos los de Ziganda, que en una jugada similar casi remata Pulido para adelantarse en el electrónico. La mejora del Huesca llegaba también atrás, con una zaga que repelía todo ataque del Mirandés.

Javi Martínez probaba sin éxito en el 36, igual que Martos y Kortajarena. Pero faltaba esa chispa, eso que tiene un equipo con gol y que el Huesca no estaba encontrando. No daba tiempo a mucho más. Con poco que añadir, el colegiado decretaba la vuelta al túnel de vestuarios. Así se marchaban Huesca y Mirandés con 0-0 en el luminoso.

SEGUNDA MITAD POR LA BORDA

Arrancaba mejor el Huesca, más ambicioso de cara a buscar el tanto. Y en la tarea, ni Obeng ni Gerard Valentín conseguían el gol que sí alcanzaría Javi Martínez en el 54. El centrocampista recibía en corto al sacar un córner, alzaba la cabeza y veía claro un centro chut que se iba envenenando hasta alcanzar la escuadra de Luis López. Golazo para el 1-0 y una primera victoria que se tornaba factible.

Precisamente Javi se marchaba junto a Joaquín para ceder su sito a Enzo y a Tresaco, respectivamente. Antes había hecho lo propio Vilarrasa con Martos. El cuadro aragonés no dejaría de pasar apuros, porque el Mirandés tomaba el control del cuero y se acercaba con cierto peligro a la meta de Álvaro. Pero sería en el 81 cuando Jorge Pulido se cargaría el trabajo de todo el conjunto. Un agarrón dentro del área costaba un penalti, la expulsión del capitán y el gol de Carlos Martín. 1-1 a seis minutos del 90.

El Mirandés se puso las pilas en esa recta final. Gabri Martínez estrelló un balón contra el larguero cuando corría el minuto 94 que dejó temblando al Alcoraz. Al final, el 1-1 imperó en el marcador del estadio del Huesca y los de Cuco Ziganda siguen en descenso.