El Huesca se aferra a la salvación

El Huesca se encuentra a un solo punto de la permanencia tras el triunfo ante el Racing de Ferrol
photo_camera Los oscenses buscarán cerrar el año fuera de los puestos de descenso. Foto: LaLiga

Mientras hay vida hay esperanza. Y es que, a pesar de que la Sociedad Deportiva Huesca haya tenido un vaivén de emociones en las últimas jornadas, tropezó y cayó, pero está volviendo a ver la luz. El primer triunfo en El Alcoraz ante el Racing de Ferrol fue más que vital para los de Antonio Hidalgo, que se sitúan a un solo punto de la permanencia. Los dos últimos encuentros del año frente al Levante y Cartagena podrían marcar un punto de inflexión para creer en la salvación.

Después de ocho meses, el conjunto azulgrana le pudo dar una alegría a su afición y le brindó la primera victoria de la temporada. De los 19 puntos con los que cuenta, solo ha sumado siete en El Alcoraz y los doce restantes a domicilio. Pese a los malos resultados cosechados y mantenerse en descenso 17 de las 19 jornadas disputadas, solo están a un partido de situarse en la zona tranquila.

Antonio Hidalgo llegó para revertir una situación insostenible y ha podido aliviarla. Casi la mitad de puntos, 12 de 27 posibles ha alcanzado en Liga más los dos triunfos en Copa del Rey. Además, la imagen en el césped ha cambiado y los jugadores están encontrando su mejor versión. Paso a paso, el Huesca está aproximándose a su objetivo de la permanencia, aunque aún queda mucho trabajo por hacer en la segunda vuelta del curso.

Antes de cerrar este 2023, en primer lugar, los altoaragoneses viajarán hasta Valencia para medirse a un Levante que no está atravesando un buen momento tras descolgarse de los puestos de arriba. Pero la S.D. Huesca ya ha hecho frente a rivales "superiores" como Espanyol o Eibar, con los que consiguió sendos empates.

El último duelo del año será una lucha por la salvación contra el Cartagena que, actualmente, ocupa la antepenúltima posición con tres unidades menos que el cuadro oscense. Podrá ser un partido transcendental para afrontar lo que resta de temporada y soñar con la permanencia que está más cerca de lo que se cree.