El Huesca alivia su margen salarial con los traspasos de Escriche y Ratiu

El Huesca está pendiente de la llegada de Hashimoto, paralizada por trámites burocráticos, y quizás de otro delantero y centrocampista. Foto: SD Huesca
photo_camera El Huesca está pendiente de la llegada de Hashimoto, paralizada por trámites burocráticos, y quizás de otro delantero y centrocampista. Foto: SD Huesca

Mañana de sábado muy movida en las oficinas de la Sociedad Deportiva Huesca. El club ha anunciado los traspasos del delantero Dani Escriche y el lateral Andrei Ratiu, que se marchan al Albacete y el Rayo Vallecano, respectivamente. Dos operaciones que sirven a Ángel Martín González para hacer caja y afrontar con más solvencia el tramo final del mercado de fichajes, donde también podría salir Abou Kanté.

En el caso de Escriche, regresa al equipo donde jugó cedido la segunda parte de la temporada pasada. Participó en catorce partidos, anotó un gol y ahora firma para las próximas tres temporadas, hasta 2026. Aunque ha participado en los dos primeros encuentros de LaLiga Hypermotion con el Huesca, era una de las posibles salidas. De este modo, cierra su etapa en El Alcoraz después de 104 partidos en Primera y Segunda División. Antes, estuvo cedido en el Lugo, su club de procedencia, además de en el Elche hasta poder formar parte de la primera plantilla.

Más clara estaba la salida de Ratiu, aunque finalmente se ha retrasado hasta los últimos días de la ventana de fichajes. Después de sonar para varios recién ascendidos, jugará en el Rayo Vallecano las próximas cinco temporadas, según ha confirmado el club madrileño. No se conocen cifras del traspaso pero el Villarreal, equipo del que era canterano, se ha llevado alrededor de la mitad del montante. El lateral rumano, con raíces en Andorra (Teruel), llegó al Huesca en 2021 y ha disputado 5.600 minutos repartidos en 72 encuentros, en los que ha conseguido dos goles.

Ahora, restan cinco días para que los oscenses cierren su plantilla. La salida de Escriche podría desencadenar la puerta a un nuevo delantero y, además de la continuidad de Hashimoto, congelada por trámites burocráticos, se está pendiente de traer otro centrocampista después de Javi Martínez.