Al Huesca se le sigue atragantando El Alcoraz

Se resisten los tres primeros puntos de la temporada en El Alcoraz para la Sociedad Deportiva Huesca
Huesca - Real Valladolid
photo_camera El Huesca no pudo con el Real Valladolid. Foto: LaLiga

Se resisten los tres primeros puntos de la temporada en El Alcoraz para la Sociedad Deportiva Huesca. El cuadro altoaragonés se plantó bien ante un Real Valladolid de la zona alta, e hizo todo méritos suficientes para, al menos, no acabar el partido con derrota. El conjunto oscense sufrió un dudoso penalti en contra que condicionó el resultado, tanto que desencadenó el definitivo 0-1. Como mínimo fue dudoso.

Pese a ello, el míster, Antonio Hidalgo no quiere detenerse en la decisión y se focalizó solamente en el trabajo de su plantilla. Eso supondría “perder el foco” de lo realmente importante, que es salir de los puestos de descenso. Pero no por ello dejó de afirmar que se sintió perjudicado: “El VAR nunca está de nuestro lado. Hemos tenido muchas ocasiones clarísimas pero el penalti lo modifica todo”, resumió.

En cualquier caso, el resultado hubiese cambiado poco si el Huesca hubiese sido capaz de acertar de cara a la portería rival. Ocasiones tuvo para hacerlo, y habría que haberse puesto por delante. Más aún si el cuadro que hay enfrente es un rival que pelea por lo máximo, el ascenso directo. En eso, al menos, hay algo rescatable, porque al Real Valladolid se le creó más de lo que venía siendo habitual. “Ha sido muy bueno el partido, y el final, una pena”, resumió el entrenador.

A esto, el técnico añadió que ni siquiera pudo dirigirse a él. “He intentado hablar con él al final y no he podido. Sí él lo ve, es imposible pitar otra cosa. Solo pido respeto por la figura del entrenador, hay que respetar el trabajo de todo el mundo. Es una situación dudosa, pero lo ha visto mucho más cerca que yo”, valoró Antonio Hidalgo.

A pesar de que el penalti “decanta la balanza”, hay un análisis que va más allá de la jugada. El Huesca, además fallar en la meta rival, estuvo poco preciso en los últimos compases. Las cosas “no han salido” en esta ocasión y solo queda mirar hacia adelante. “Es una pena por el trabajo del equipo y por el partido que hemos hecho ante un gran rival. Que esto no nos desvíe el foco. Esto va de ganar, no hemos sumado y en esta situación es imperioso ganar, por eso debemos pensar ya en el siguiente”, sentenció Hidalgo.