Los virus respiratorios siguen a la baja pero dejan dos brotes en residencias de Huesca

La tercera semana del año se cerró con menos urgencias e ingresos por gripe
Sanidad prevé abordar pronto la retirada de la mascarilla. Foto: Andrés García
photo_camera Sanidad prevé abordar pronto la retirada de la mascarilla. Foto: Andrés García

El Boletín Epidemiológico Semanal de Salud Pública publicado este jueves confirma la tendencia a la baja de los virus respiratorios en Aragón. Eso sí, hay que destacar dos brotes en residencias de mayores de Huesca, uno de ellos por Gripe A y otro por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS). En el caso del primero, se han visto afectados seis de los 92 residentes, mientras que para el de VRS han sido cuatro de 39. En ambos espacios, Sanidad ha desplegado medidas de contención y aislamiento.

Respecto a la situación de la gripe, la incidencia continúa bajando y se sitúa ya en los 231,5 casos por cada 100.000 habitantes, el dato que ya adelantó el consejero José Luis Bancalero este lunes. Como también explicó, si la curva sigue a la baja se retirarán las mascarillas para los pacientes en las salas de espera de hospitales y centros de salud, así como para los sanitarios una vez se cruce la barrera de los 150 casos.

Esta mejoría queda patente en las urgencias hospitalarias. Se produjeron 626 la semana pasada frente a las 834 de la anterior, lo que porcentualmente supone bajar casi dos puntos, del 7,1% al 5,4%. De esta cifra, 148 se tradujeron en ingresos, también por debajo.

Por su parte, la suma del conjunto de Incidencias Respiratorias Agudas (IRAs) ha caído casi 300 puntos, hasta los 1.071,9, y la tasa de graves (IRAg) es de 20,5 por cada 100.000. Del resto de la vigilancia epidemiológica, se produjeron 60 detecciones de gripe A y siete de VRS (entre 257 muestras). En la tercera semana del año, murieron 346 personas en Aragón, algo que no sobrepasa los umbrales de fallecimientos esperados en base a los datos desde 2017.