Un tercio de las consultas de medicina familiar están relacionadas con la ansiedad

Estos trastornos adaptativos y cuadros de ansiedad pueden acabar en depresión en algunos casos. En los jóvenes entre 30 y 35 años, esto viene dado por la precariedad laboral y el difícil acceso a la vivienda
ansiedad
photo_camera La gente más joven acude a la consulta con un autodiagnóstico

Cerca de un tercio de las consultas que atienden los médicos de familia están relacionadas con trastornos adaptativos y cuadros de ansiedad que en algunos casos pueden acabar en depresión. Así pudo conocerlo la Justicia de Aragón, Concepción GImeno, en el Día de la Atención Primaria. Gimeno reivindicó el carácter fundamental de la salud mental en la Atención Primaria aragonesa. También ha arrancado los contactos para elaborar especial sobre salud mental con la Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria.

En cuanto al perfil del paciente, los profesionales reconocen diferencias generacionales y entre hombres y mujeres. En el plano generacional, mientras las personas menores de cuarenta años, en general, se muestran más proclives a reconocer los trastornos adaptativos, a partir de esa edad son más reacios a hacerlo, especialmente los hombres.

Es la gente más joven la que acude a la consulta con un autodiagnóstico, mientras que a partir de los cuarenta años, los pacientes acuden por otra dolencia y no es hasta pasado cierto tiempo cuando la ansiedad y la depresión se revelan. Muchos de estos cuadros clínicos entre personas de entre 30 y 35 años se relacionan con la precariedad laboral y el elevado precio de la vivienda.

Cuantificar con exactitud estas cifras en Aragón, el perfil de los pacientes y el tratamiento que reciben, es uno de los objetivos del Informe que está elaborando la institución y que hoy se ha puesto sobre la mesa, en la reunión que han mantenido esta mañana la Justicia de Aragón, Concepción Gimeno, con representantes de la Sociedad Aragonesa de Medicina Familiar y Comunitaria, Izarbe Galindo, y Sergio Garrido.

En el Día Internacional de la Atención Primaria, Concepción Gimeno, reivindica “el carácter central de esta especialidad, más allá de ser considerada la puerta de entrada al sistema, porque cubre casi todas las necesidades de salud de la persona a lo largo de su vida, desde una perspectiva de atención integral al paciente, física, mental y social”.

En la reunión de hoy, se han intercambiado impresiones sobre el perfil de los pacientes con depresión y ansiedad, las causas y los determinantes sociales que impactan en estas enfermedades, su diagnóstico y tratamiento y algunas de las necesidades del sistema público de atención primaria, en un contexto de falta de médicos generalizada.

Los profesionales también han trasladado al Justiciazgo la falta de recursos especializados, psicólogos y psiquiatras, y la conveniencia de que, en el caso concreto de los psicólogos, estos estén integrados en los centros de salud, en lugar de en las unidades de salud mental. Igualmente, han hecho hincapié en la importancia de familiarizar a los profesionales de enfermería de familia y comunitaria en la atención primaria de la salud mental en los centros de salud.

Los profesionales reunidos con la Justicia de Aragón también han insistido en los beneficios de derivar pacientes hacia recursos comunitarios para potenciar el catálogo previsto en la estrategia de atención comunitaria.

En el marco de las reuniones previstas con diferentes asociaciones, profesionales, así como con la administración para la elaboración del informe especial, la próxima semana, la Justicia de Aragón se reunirá con la Asociación de apoyo al tratamiento de ansiedad y depresión en Aragón (AFDA).