Las obras de las urgencias de Calatayud empezarán “como muy tarde” en 2026, según Azcón

El presidente revela que los trámites para redactar el proyecto comenzarán esta misma semana 
Azcón y Bancalero este martes en Calatayud. Foto: Fabián Simón (DGA)
photo_camera Azcón y Bancalero este martes en Calatayud. Foto: Fabián Simón (DGA)

El Gobierno de Aragón comienza a dibujar la hoja de ruta para la reforma y ampliación de las urgencias del Hospital Ernest Lluch de Calatayud. Según ha previsto este martes el presidente, Jorge Azcón, los trabajos comenzarán “como muy tarde para 2026”. Desde la DGA esperan que este año pueda estar redactado el proyecto, cuyos trámites arrancarán esta misma semana, y salga a licitación. De forma paralela, se llevará a cabo la instalación de un nuevo helipuerto en las inmediaciones del centro hospitalario, para el que el Ayuntamiento de la localidad aprobó esta semana la compra de suelo por unos 26.400 euros.

Las obras, ha explicado Azcón, comprenden una primera fase destinada a la construcción de un nuevo edificio de urgencias, con 1.300 metros cuadrados, y en la posterior se renovarán las actuales, de 675. En total, ha detallado el jefe del Ejecutivo, esto supondrá “triplicar” el espacio del que disponen los profesionales.

De acuerdo a los datos expuestos por el presidente, unas 23.000 personas utilizan cada año las instalaciones, un flujo de pacientes que crece “hasta un 25%” por las vacaciones de verano o la presencia de temporeros. El edificio cumplirá 40 años en 2025. “Es una obra absolutamente necesaria, una necesidad acuciante de la sanidad aragonesa y en concreto la ciudad de Calatayud”, ha valorado Azcón.

UNOS 55.000 BENEFICIADOS

Tal como ha recordado, no solo la localidad bilbilitana y las comarcas del Aranda, Valdejalón y Daroca se beneficiarían de la reforma, sino también “las comunidades limítrofes”, caso de Castilla La Mancha y Castilla y León. Más específicamente, ha incidido Azcón, municipios entre los que se encuentran Ólvega, Ágreda o Arcos del Jalón. En tarjetas sanitarias, “unas 55.000”. Las urgencias del Ernest Lluch son una de las infraestructuras con partida presupuestaria para este año. No lo ha pasado por alto el presidente, que ha destacado los centros de Salud de Barbastro y el Perpetuo Socorro (Huesca), y los hospitales de Teruel y Alcañiz como otras “apuestas” en esta dirección.

A pregunta de los medios de comunicación, el líder de la DGA ha aprovechado para defender la labor del nuevo director del sector sanitario de Calatayud, un sacerdote cuyo nombramiento fue objeto de polémica por su falta de experiencia. “La gestión del hospital ha ido mejorando sensiblemente”, ha valorado.