No tocar aves muertas: recomendaciones para prevenir la gripe aviar en Zaragoza

Cartel prevención gripe aviar
photo_camera Tras detectar varios casos de gripe aviar en gaviotas, el Ayuntamiento de Zaragoza ha lanzado una serie de recomendaciones sanitarias

Tras detectar varios casos de gripe aviar en gaviotas, el Ayuntamiento de Zaragoza ha lanzado una serie de recomendaciones sanitarias ante la posibilidad de encontrarse con un ave muerta o enferma. En caso de hacerlo, no se debe tocar ni manipular el animal y ponerse en contacto de inmediato con la Unidad Verde, que acudirán para su retirada. La competencia sobre fauna silvestre es del Gobierno de Aragón, pero el consistorio insta a que “se actúe con rapidez y con tranquilidad para evitar cualquier riesgo de salud pública”, como ha indicado la consejera de Movilidad, Natalia Chueca.

La Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza, en coordinación con el Instituto Municipal de Salud Pública, ha recogido en las últimas semanas algunos ejemplares de gaviotas muertas o enfermas en el término municipal de Zaragoza. Estas aves podrían haber llegado a la ciudad desde el norte y el este de la península a consecuencia de las borrascas y las bajas temperaturas registradas en enero.

Cumpliendo con los protocolos habituales en estas situaciones, las aves fueron trasladadas al Centro de Recuperación de la Alfranca, hospital veterinario de referencia para fauna silvestre, dependiente del Gobierno Aragón. Tras realizar los estudios oportunos, se han detectado casos de gripe aviar en los restos analizados. Ante esta circunstancia, el Ayuntamiento de Zaragoza se ha dirigido formalmente al Gobierno de Aragón para que se adopten los acuerdos y las medidas precisas orientadas a la protección de la salud pública que deba considerar.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Aunque la competencia sobre fauna silvestre y sus aspectos sanitarios es del Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza ya ha puesto en marcha, bajo la coordinación del Instituto Municipal de Salud Pública, las medidas oportunas para prevenir contagios en humanos, algo muy improbable salvo si se convive o se está en contacto continuado con un ave enferma por esta causa.

Los trabajadores municipales y de las contratas del Ayuntamiento han recibido una instrucción, igualmente válida a la ciudadanía en general, en la cual se indica que cualquier persona que encuentre un ave enferma o muerta deberá evitar tocar o manipular el ave bajo ningún concepto. Seguidamente, deberán ponerse en contacto con la Unidad Verde del Servicio de Parques, jardines e Infraestructuras Verdes en el teléfono 609 270 090.

Una vez realizada la llamada, hay que esperar a que llegue la Unidad para la retirada del ave, asegurándose de que ninguna persona se acerque a la misma. El Ayuntamiento ha reforzado la cartelería existente en puntos en los que es habitual la proximidad humana con aves, como por ejemplo patos y cisnes, en el Parque del Agua o el Canal Imperial. En estos paneles se explica la importancia de no dar de comer a los animales y de no tocar ni manipular las aves.