Listas de espera: Sanidad quiere acelerar el ritmo quirúrgico y el PSOE critica que “ya era hora”

El consejero y el principal partido de la oposición han dejado reacciones opuestas al descenso de las demoras
 
El consejero de Sanidad durante un Pleno. Foto: Cortes de Aragón
photo_camera El consejero de Sanidad durante un Pleno. Foto: Cortes de Aragón

Las listas de espera también ofrecen distintos puntos de vista. De entrada, dos, el del consejero de Sanidad, José Luis Bancalero, y el del PSOE. Si el primero celebra el “esfuerzo” del sistema sanitario aragonés después de la primera bajada en lo que va de legislatura, los socialistas, principal fuerza de la oposición, manifiestan que “ya era hora”. Las reacciones al anuncio dejan también por parte del Partido Popular el compromiso de intensificar los conciertos con la MAZ y el Hospital de la Defensa. También el de continuar operando en horario de tarde y los sábados por la mañana, una de las medidas que se mantienen del plan de choque anterior.

De los 7.695 aragoneses que esperan una operación desde hace más de 180 días (por encima de los seis meses), el responsable sanitario ha asegurado que en torno al 43% están pendientes de procesos “de baja complejidad”. Por ejemplo, las cataratas en Oftalmología, la segunda especialidad más demandada por número de pacientes el mes pasado (2091). Así las cosas, celebra también que siete de cada diez han sido operados antes de los seis meses o que la mitad han pasado por quirófano en los primeros 90 días. “Hemos mejorado y optimizado los circuitos y los procesos quirúrgicos”, ha asegurado.

También se han dado 4.801 entradas más en el registro en lo que va de año respecto al mismo periodo del anterior, algo que achaca a que se realizan más diagnósticos. “Vamos por buen camino”, ha insistido Bancalero, que ha pedido “mantener la confianza” en el sistema sanitario.

El portavoz de Sanidad del PSOE, Iván Carpi. Foto: Andrés García
El portavoz de Sanidad del PSOE, Iván Carpi. Foto: Andrés García

Por su parte, el portavoz de Sanidad del PSOE, Iván Carpi, achaca los resultados a una bajada estacional. En este sentido, señala que febrero “siempre es un buen mes”, como también los que están por venir. Por ello, ha recordado que la bajada el año pasado por estas fechas fue más pronunciada, con 938 pacientes menos, “un 14% en términos relativos”. “Este febrero hablamos de 700, hay que poner las cosas en contexto”, ha añadido.

Desde la alegría por los datos, Carpi recalca que “no es tiempo de celebraciones”, ya que, desde los últimos datos ofrecidos por el cuatripartito antes del traspaso de poderes, hay 1.546 personas más en demora. “Tiene que implementarse un plan de choque, operar en tardes y fin de semana”, ha concluido.