José Luis Bancalero: “Si no se conoce la medicina de familia, no se puede querer”

El consejero de Sanidad analiza en Aragón DigitaI la actualidad que pasa por la falta de profesionales, la huelga de las ambulancias o la modificación del mapa sanitario
 
photo_camera Bancalero, durante su entrevista en Aragón Digital

José Luis Bancalero está a pocos días de cumplir diez meses al frente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón. Afronta su primer verano completo en el cargo, o lo que es lo mismo, está en la primera línea contra el mal que se repite cada temporada estival en la Comunidad. No es otro que la falta de profesionales, aunque reconoce en declaraciones a ARAGÓN DIGITAL que el escenario es un poco menos malo que en anteriores ocasiones. 

La actualidad sanitaria pasa inevitablemente por ese frente pero hay más. Continúa encallada la huelga del transporte sanitario urgente mientras la DGA trata de mediar entre la empresa y los trabajadores y se trabaja de forma paralela en los pliegos del nuevo servicio programado, que podría estar en funcionamiento a principios del año que viene. La reforma del mapa sanitario, las amortizaciones de médicos, que en algunos casos han levantado "ruido político" o las demoras para operarse también forman parte de la foto fija a la que hace frente Bancalero.  

PREGUNTA.- ¿Cómo afronta Aragón este verano la falta de profesionales? Reconoció que estamos en un escenario algo menos desfavorable
RESPUESTA.- Vamos a tener problemas para conseguir profesionales para la asistencia sanitaria en este periodo estival. Lo que llevamos al Consejo Interterritorial es pedirle a la ministra que hiciera lo que tiene que hacer desde sus competencias. Las Comunidades Autónomas las tenemos claras, que son la planificación de esos recursos humanos pero para poderlos planificar tienen que existir. La dotación, el número de médicos o de enfermeros dependen de esa planificación que ha sido nula por parte del Gobierno Central y el Ministerio de Sanidad. Hemos tenido seis ministros en cinco años y eso dice muy poco de su interés en este ámbito. 

P.- ¿Se tiene conciencia real de la falta de profesionales en el Ministerio?
R.- Conciencia, hay. Que sea real, no me atrevería a hacer una valoración. De hecho, la ministra verbalizó literalmente que se cerrarán plantas de hospitales, habrá menor número de centros de salud o incluso que se reducirían horarios en el ámbito de la Atención Primaria. Lo que no entendemos es por qué no adoptan medidas extraordinarias como con la crisis de la Covid. Este momento es extraordinario porque los residentes no acabarán la especialidad hasta el mes de septiembre. El Ministerio simplemente va a intentar reflejar en un documento lo que las Comunidades le hemos pedido. Esas medidas que son de nuestro ámbito pero deberían venir respaldadas por ellos. 

Bancalero-2
El consejero de Sanidad, José Luis Bancalero. Foto: Carla Greenwood

P.- 113 MIR de último año se han ofrecido para cubrir bajas en verano. ¿Son suficientes?
R.- No son suficientes. Ha tenido una buena acogida esa web, a la que los futuros especialistas podían inscribirse para poder expresar su deseo de trabajar dentro del Salud e incluso para preguntarnos dudas sobre la orden de fidelización. Somos optimistas de que la mayoría de ellos firmarán los contratos que pongamos sobre la mesa. Vamos a priorizar, como no puede ser de otra manera, el ámbito rural y los centros de difícil cobertura. 

P.- 40 son de Medicina Familiar y Comunitaria. ¿Por qué cuesta tanto atraerlos y que se queden?
R.- Siempre he defendido esta especialidad porque es la más completa. Es el profesional capaz de realizar una atención integral sanitaria. Dicho esto, estos años se le ha dado poca relevancia e incluso se le ha cuidado poco, ya que su atención no solo es en el ámbito urbano sino también en el rural. Desde luego, se pueden aplicar muchas medidas, como la incentivación. El Gobierno de Aragón va a premiar a esos profesionales sanitarios que quieran desplazarse al mundo rural. También, impulsar esa asignatura dentro de la carrera sobre la Medicina Familiar y Comunitaria. Si no se conoce algo, no se puede querer. 

P.- Ha pedido también cambiar el modelo de selección ¿Puede ayudar o pesa la mentalidad de no querer ir al medio rural a la hora de no escoger estas plazas?
R.- El ámbito rural es más complejo que solo la parte sanitaria. El actual Gobierno lo está trabajando de forma transversal. El atraer el talento no solamente puede ser con medidas de incentivación económica, tiene que haber buenas viviendas, carreteras, tecnología, comunicación digital y en eso estamos trabajando. Para los profesionales, vamos a destinar los mayores recursos que nunca se han destinado. De hecho, tenemos el Presupuesto de Sanidad más amplio de toda la historia, es un 10% más que el Gobierno anterior, unos 230 millones. 

P.- ¿Qué más ventajas se pueden plantear que no estén en el decreto de los MIR? Toca tirar ya de imaginación
R.- En eso estamos, en la imaginación y por supuesto en la innovación. Hacer las cosas de forma diferente. Una de las limitaciones que hemos detectado con los MIR ha sido el tema de la vivienda. Estamos trabajando con la Consejería de Fomento para poder destinarlas a los profesionales sanitarios. Pienso que tendremos muy buenas noticias para el año que viene, cuando se tengan que incorporar los nuevos. Estamos trabajando en aquellos municipios en los que los ‘mires’ no han querido coger plaza para ver las limitaciones que ellos entendían. Si eran de formación o de logística. En eso vamos a trabajar y creo que vamos a tener muy buenos resultados. 

P.- Barbastro es una de las pocas unidades docentes de España donde no ha llegado ningún médico de Familia. ¿Le sorprendió?
R.- Siempre sorprende porque te queda la ilusión de que tu territorio sea igual de atractivo o incluso más que el resto. El ambiente social que se ha estado viviendo últimamente en Barbastro no ha ayudado a que un profesional sanitario tenga especial predilección por ese territorio. Eso es lo que vamos a cuidar, tanto la formación como la logística, transporte, vivienda y el poder facilitarles que se desplacen a hospitales innovadores para crecer en su formación. Pienso que estas líneas van a ser especialmente importantes, con resultados muy positivos. 

P.- ¿Está satisfecho con el decreto de los MIR?
R.- La orden de fidelización recoge un amplio abanico de medidas. No solamente las económicas, 30.000 euros en tres años para Medicina y 20.000 para Enfermería. En el tema de la formación, facilitarles que sea continuada. Ese crecimiento dentro de sus competencias, incluso con másters o esa puntuación que después les va a venir muy bien para escoger una plaza en propiedad a través de la baremación más positiva para los que vayan a los centros de difícil cobertura. Si bien es verdad que vamos a explorar otras líneas que pueden ser importantes, como facilitar encontrarles una vivienda en las zonas donde es más difícil o potenciar el ámbito rural. 

P.- ¿En qué punto está la modificación del mapa sanitario
R.- Tenemos un problema importante de déficit de profesionales y el Gobierno de Aragón está trabajando en esa línea. Hemos presentado al Ministerio una de las soluciones, que era quitar el punto de corte en la elección de las plazas MIR. Este examen debe servir para ordenar a esos profesionales para elegir las plazas pero nunca para excluirlos. Aparte de esto, tenemos que seguir haciendo acciones para dar esa cobertura asistencial a todo el territorio aragonés. Ese déficit nos lleva a actualizar el mapa sanitario, que tiene más de 40 años y no refleja la sociedad aragonesa del siglo XXI. Estamos trabajando con un modelo asistencial del siglo XX.

“Si no damos descanso a los profesionales, Aragón no va a ser atractivo para venir a trabajar"

Está en una fase verdaderamente adelantada, a día de hoy solo queda converger la información entre el Servicio Aragonés de Salud y la Dirección General de Asistencia Sanitaria. Una vez que la tengamos imbricada, haremos participar a los representantes de los trabajadores y los colegios profesionales para la última valoración antes de exponerlo a la sociedad. Es fundamental la actualización, al igual que el tema de la Atención Continuada. Si no damos descanso a nuestros profesionales y no tienen las líneas de conciliación familiar que tiene cualquier otro de cualquier ámbito, en especial de la administración y la sanidad pública, no podremos ni siquiera contar con ellos y Aragón no va a ser atractivo para que vengan a trabajar con nosotros. 

P.- Si no entiendo mal, se entiende que vienen grandes cambios
R.- Los cambios siempre hay que saber gestionarlos. No me atrevería a decir que son grandes. De hecho, la actualización del mapa sanitario está basada en primer lugar en el estudio de los recursos que tenemos, y por ese decreto del año 1997, el que estima cuántas horas asistenciales precisa un determinado municipio en función de la población que mantiene. Bajo estas dos premisas, estamos actualizando el mapa. Va a haber un modelo asistencial acorde a lo que es el Aragón del siglo XXI. 

bancalero-1
Bancalero reitera en la entrevista con ARAGÓN DIGITAL la importancia de poner en valor la Atención Primaria. Foto: Carla Greenwood

P.- En Ayerbe y Almudévar se han dado amortizaciones de médicos. ¿Cómo se transmite a una persona que pierde días de atención presencial que eso es eficiente o beneficioso para el conjunto del sistema sanitario?
R.- En el caso concreto que me comenta, se verá en lo que, dentro de la medicina basada en la evidencia, se llama resultados en salud. La acción que se llevó a cabo en Ayerbe fue una mejora. El equipo anterior constaba de cinco médicos y solo dos enfermeras. Es decir, los equipos de Atención Primaria que normalmente constan de uno de cada, en Ayerbe no estaban bien dotados. Se ha utilizado el sueldo de ese médico que se había jubilado, alrededor de 45.000 euros más todos los complementos, y se ha destinado a la contratación de dos enfermeras. Son 60.000 euros, 30.000 cada una. Esos 45.000 se han dotado con otros 15.000, de tal manera que ese centro asistencial ha pasado de tener cinco médicos y dos enfermeras, a cuatro equipos completos, con sus cuatro médicos y sus cuatro enfermeras. La población de Ayerbe, como la de Aragón, tiene una media alta de edad. Seguro que vamos a obtener mejores resultados en salud, no todo es abordable desde la medicina. Además, hemos dotado a ese centro de Fisioterapia, que también es muy importante en la rehabilitación de personas mayores.

“Se lleva al ámbito político para hacer ruido”

Esto lo entiende la gente. Lo que pasa es que luego se lleva al ámbito político para generar un ruido que hace que los profesionales sanitarios no quieran ir. Lo hemos vivido en Utrillas. No se les trató adecuadamente porque incluso se les limitó sus derechos, de tal manera que hubo una denuncia de Inspección de Trabajo que tuvo que pagar el Gobierno actual al haberlos sobreexplotado. Se corre la voz y no quieren ir. Hay que ser serios y reconocer que, aunque parezca que has reducido un médico, los resultados en salud van a ser mejores. 

P.- ¿No temen que este ruido político les desgaste? Ya ha ocurrido con otros consejeros de Sanidad
R.- Estar en el Gobierno siempre desgasta pero le habla un consejero que dio el paso al frente porque sabía que había cosas que se podían mejorar en la sanidad aragonesa. Lo que le ocurrió al del señor Lambán es que tomó medidas que no tenían ninguna evidencia, como quitar el transporte sanitario urgente del ámbito rural y reducirlo a la mitad de horas. Las urgencias no se pueden valorar solo por el número de personas que acuden a esos centros. En esta línea, la conjunción de la actualización del mapa sanitario con unos buenos transportes urgentes mejoran los resultados en salud de la población. La gestión del Gobierno anterior fue muy mejorable. 

P.- El transporte sanitario urgente lleva año y medio de huelga. ¿Hasta qué punto puede mediar el Gobierno de Aragón?
R.- Nos encontramos una situación preocupante por la reducción de horas. Lo solucionamos y lo pasamos a 24 horas. Eso ha supuesto destinar más de quince millones de euros a la mejora asistencial del ciudadano aragonés. Hemos mejorado el tema de las uvis móviles de Huesca. Entendemos que son recursos necesarios para atender a toda la población y vamos a seguir trabajando para hacerlo en Jaca, Teruel y Alcañiz. La realidad es que la huelga estaba muy mediada por las actuaciones del Gobierno anterior. Dejaron de lado las gestiones entre la empresa y los trabajadores y el actual está mediando, se reúne con las dos partes e incluso ha participado en esa conciliación que se ha llevado a cabo en el SAMA. Tenemos que ser fieles cumplidores de la legalidad vigente y la solución está entre la empresa y los trabajadores. Una de las cosas que va a hacer este Gobierno cuando saque los pliegos del transporte ordinario (la otra modalidad) es poner una cláusula de valoración especial para aquellas empresas que destinen recursos a los trabajadores dentro del pliego. Hay que trabajarlos para que no queden desamparados. 

P.- La Justicia anuló los pliegos del transporte programado del anterior Gobierno. ¿Cuándo estarán los nuevos?
R.- Queremos que estén prácticamente acabados este verano de cara a que en septiembre estén concluidos y puedan estar en marcha a principios de 2025. Como le he dicho, con una modificación importante para que se destine un dinero a los profesionales. Sobre el Tribunal de Contratos, el Gobierno anterior tuvo muchos tropiezos porque no ponía interés a la hora de gestionar los recursos. No solamente tuvimos el del transporte ordinario, que por dos veces fue denunciado y el actual ha tenido que indemnizar a las empresas, también la chapuza para cubrir el déficit del transporte sanitario urgente con lo que denominaron transporte terrestre a través de Protección Civil y el 112. Perfectamente lo podrían haber destinado, trece millones de euros. 

P.- El dato de abril de las listas de espera quirúrgica arroja 3.000 pacientes de subida respecto a hace un año, pero operan más. ¿Cómo lo valora?
R.- Hemos alcanzado ya la línea de estabilización sobre las entradas y salidas. Las listas son vasos comunicantes, si vemos a más personas habrá más indicaciones quirúrgicas. El Gobierno actual, en comparación con el anterior, si cogemos el periodo desde septiembre de 2023 hasta abril de 2024 y lo comparamos con el del año anterior, ha visto a 5.500 personas más pendientes de un diagnóstico. Transmito un mensaje de tranquilidad porque vamos en buena línea. Los de mayo vuelven a bajar en casi 240 pacientes, luego estamos en la senda del descenso. No tenemos ese miedo a que los números puedan crecer. El 70% está entre Traumatología, Cirugía General y Oftalmología. Casi el 90% de ese porcentaje es de cataratas. 

Bancalero-3
José Luis Bancalero, tras la entrevista con ARAGÓN DIGITAL. Foto: Carla Greenwood

P.- Por lo que dice y ya ha declarado alguna vez, no se marcan un número concreto
R.- El Gobierno anterior engañó a los ciudadanos cuando hablaban de que al final de 2023 las listas estarían en 2000 y pico pacientes. Nos encontramos más de 1.500 pacientes pendientes cuando llegamos. Había también un abandono en los diagnósticos.

P.- Estas semanas se ha producido un repunte de la Covid. Imagino que lanza también un mensaje de tranquilidad
R.- Totalmente. Ha aumentado pero no tiene la trascendencia que tuvo y tampoco implicaciones graves dentro de la hospitalización de estos pacientes. Sí es verdad que ha subido el porcentaje, pero es que también entran las sospechas. A día de hoy ya no se hace tanto el testeo de casos por infecciones respiratorias graves. Hay que estar tranquilo, es verdad que ha habido un pequeño repunte del 1% al 4%. No es preocupante. 

P.- Suele contestar al PSOE en las Cortes aquello de “dato mata relato”. ¿Cree que la oposición está intentando imponer uno sobre su gestión?
R.- Uno que no se soporta con ningún dato. Por ejemplo, he conocido una noticia que hablaba de que se habían suspendido las consultas en el ámbito de la Oncología del Hospital de Barbastro y eso no es real. Ha habido una incidencia puntual de uno de los profesionales por caer enfermo y en lugar de tres personas había dos. Eso es verdad, ha habido retrasos en los horarios a la hora de atender a los pacientes, pero han vendido un relato. Transmitir esa inseguridad e incertidumbre a la población no ayuda para nada y no está soportado por datos. El PSOE, a través de su representante, dijo que había recortes en Ayerbe y le acabo de decir que solo no ha habido recortes, sino que ha habido mayor inversión económica en profesionales sanitarios que van a dar mejores resultados en salud. No se ven en una semana pero la población lo va a notar. 

"La población va a notar los cambios"

Y para esto existe la medicina basada en la evidencia. Como esto, le podría dar muchísimos otros datos. Por ejemplo, cuando hablan de recortes. Al entrar al Gobierno nos encontramos dos hospitales que estaban en marcha pero no tenían dotación para vestirlos por dentro. Hablaban de la radioterapia pero no estaba ni siquiera dotado financieramente el búnker donde hay que colocar el acelerador lineal en Teruel. El dato mata al relato, ellos han vendido ideas que no estaban soportadas, no era materialmente posible llevarlas a cabo. El Partido Popular sí. En el tema de obras, vamos a sacar los pliegos para el nuevo centro de salud de Cuarte de Huerva, vamos a poner en marcha el plan funcional del Royo Villanova, al igual que con el Materno-Infantil. 

P.- Otra crítica recurrente es la privatización, aunque ellos también impulsaron conciertos de este tipo. ¿Hasta qué punto es compatible con la sanidad pública?
R.- Fueron los que destinaron una mayor cantidad económica a la externalización. Entendemos que la asistencia sanitaria no se merma porque se te atienda en un recurso público o privado. Somos defensores de esa colaboración, que ha dado muchos resultados, y de hecho ya hemos sacado a concertación externa más de 1.500 procesos quirúrgicos. El ciudadano quiere que le solucionemos los problemas, no que los creemos. Hay que romper ese mantra que siempre se ha llevado por parte de la izquierda más radical y la del Gobierno cuatripartito, sobre que la privatización va a deteriorar el Sistema Nacional de Salud. Sí que es verdad que se podrían haber hecho cosas para la sostenibilidad de lo público y en eso estamos. 

P.- ¿Subir el Presupuesto es la única solución para mejorar la atención? Además, en Aragón el gasto siempre tiende a crecer porque la población está envejecida
R.- Entendemos que una buena gestión, optimizar los recursos actuales, no necesita de un incremento en esta proporción (del 10%) para los Presupuestos del año que viene. Que se gestionen mejor los recursos es una medida que lleva a que la línea financiera no sea gastar más, sino mucho mejor. Nos encontramos necesidades acuciantes en infraestructuras y por eso lo dotamos, o el déficit del reconocimiento de la carrera profesional desde 2019. Pagamos 24 millones de euros. Acabaremos con hospitales a lo largo de 2025 que se necesitaba dotarlos, entendemos que con ese volumen económico se pueden hacer cosas una vez que estén acabados. Intentaremos por supuesto conseguir ese incremento que veamos necesario pero insisto, soy más defensor de una buena gestión.