Esquivar el tramo contaminado con una tubería y nuevas potabilizadoras, las soluciones ministeriales para Tarazona

Intervenir en la piscifactoría, donde están puestos todos los focos, depende de Castilla y León. Foto: Gobierno de Aragón
photo_camera Intervenir en la piscifactoría, donde están puestos todos los focos, depende de Castilla y León. Foto: Gobierno de Aragón

El Ministerio de Sanidad ha tomado cartas en el brote de gastroenteritis en Tarazona y ya hay dos propuestas sobre la mesa para hacerle frente, tanto a corto como a medio y largo plazo, después de la reunión junto a Aragón, Castilla La Mancha y Navarra. Según ha transmitido este miércoles el consejero José Luis Bancalero tras un nuevo encuentro con los municipios afectados, las posibles líneas de actuación pasan por una tubería de 7,2 kilómetros desde el nacimiento del río Queiles, que esquiva el tramo contaminado y conecta de nuevo con el cauce, y la instalación de potabilizadoras con luz ultravioleta para dar servicio a las cuatro localidades afectadas.

La DGA valorará ambas opciones, pero Bancalero ya ha avanzado que construir estos nuevos depósitos costaría “un mes, aproximadamente”, una vez tengan los materiales, y costarían alrededor de medio millón de euros. Los trabajos para habilitar la tubería, por el contrario, se prolongarían hasta los cuatro, aunque la idea es abordarlas de forma paralela por la vía de emergencia de la mano del Instituto Aragonés del Agua, ya que el Gobierno de Aragón cuenta con financiación pero no se había presupuestado una partida a tal efecto.

De ahora en adelante, va a aunar sus esfuerzos con Sanidad la Dirección General de Interior y Emergencias. A modo de “protocolo”, ha dicho su responsable, Miguel Ángel Clavero, se desplegarán actuaciones similares a las de la crisis del lindano en el río Gállego. Todo ello junto a Salud Pública, que continúa con los análisis mientras desciende la curva epidémica. Además, Interior, ha repartido hasta el momento alrededor de 10.000 litros diarios en Tarazona, Novallas, Torrellas y Los Fayos, al margen de los propios ayuntamientos.

A partir de aquí, según las palabras de los distintos representantes, se plantea un escenario favorable, “bloquear el foco” y que dejen de aparecer resultados negativos, o el contrario, si se siguen detectando ooquistes del Cryptosporidium. De momento, más cerca del primero, continúan las restricciones del consumo de agua de boca. Eso sí, Bancalero ha querido aclarar, a raíz de varios casos de gastroenteritis notificados en la ciudad de Zaragoza, que no tienen que ver con el brote, ante las sospechas porque el Queiles es afluente del Ebro.

ANALIZAR LA PISCIFACTORÍA DEPENDE DE CASTILLA Y LEÓN

Llegados a este punto, parece imposible obviar la presencia de la piscifactoría de Vozmediano, en Soria, como el foco del brote. El Gobierno de Aragón se limita por el momento a recordar que la instalación se encuentra en el “segundo tramo”, donde arranca la contaminación. Castilla y León, de quien depende analizar la planta y así se les ha propuesto, recibió este martes la comunicación oficial, después de asegurar su consejero de Sanidad que no tenían constancia. “Podemos hablar, proponer, pero nunca imponer”, ha explicado Bancalero.

El responsable sanitario ha querido destacar los esfuerzos de su departamento en la gestión de la crisis. “Vamos a ser muy proactivos. Si a día de hoy sabemos que el foco está en Castilla y León es porque Aragón instó a administraciones con capacidad de actuación, como la Guardia Civil y la CHE, incluso financiando esos análisis”, ha manifestado.

El Queiles, a su paso pòr el tramo contaminado en Vozmediano

TARAZONA ESTUDIA ACCIONES LEGALES

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Tarazona se ha puesto manos a la obra con la instalación de luz ultravioleta en las plantas potabilizadoras. Precisamente, una de las soluciones propuestas por el Ministerio pero que el consistorio turiasonense ya había estudiado. “A día de hoy”, ha explicado el alcalde, Tono Jaray, es “un anteproyecto”.

Asimismo, por el daño reputacional y aspectos como el impacto en la economía, estudian acciones legales si finalmente hay responsables del brote, por ejemplo empresas. “Sin duda”, ha respondido, a pregunta de los medios.