El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón se propone incrementar la donación un 2% en 2024

El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón tiene entre sus objetivos para 2024 incrementar las hemodonaciones un 2%.
photo_camera El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón tiene entre sus objetivos para 2024 incrementar las hemodonaciones un 2%.

El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón tiene entre sus objetivos para 2024 incrementar las hemodonaciones un 2%. En 2023, está previsto alcanzar las 41.500, gracias a unos 28.000 donantes. Así se ha puesto de manifiesto con motivo de la reunión este lunes del Comité de Dirección de la Entidad Pública Aragonesa de Sangre y Tejidos, que ha aprobado el presupuesto para 2024. Éste asciende a 11.366.180 euros, es decir, 207.052 más que el año anterior, un 1,86% de incremento.

El Banco de Sangre es autosuficiente, se financia con fondos propios y no recibe transferencia del Departamento de Sanidad. El capítulo 1, de Personal, ascenderá, en 2024, a 3.550.589,53 euros; el 2, de Gastos y Bienes Corrientes y Servicios, a 7.458.490,58; el 4, de Transferencias Corrientes, a 287.600; y el capítulo 6, de Inversiones Reales, a 69.500 euros.

Esta última cantidad se destinará a la reposición de equipos, después de que en 2023 se haya efectuado la renovación de las infraestructuras. Entre las partidas del año que viene, también destaca el incremento del 9,35% del capítulo IV, de Transferencias Corrientes, con hasta 287.600 euros. Esta cuantía se dedicará a la promoción de la donación a través de las Asociaciones de Donantes, incorporando nuevas actividades, con el objetivo señalado de crecer un 2%.

El propósito final “es conseguir la cobertura de las necesidades de la Comunidad Autónoma con la autosuficiencia de componentes sanguíneos, tejidos humanos y leche materna, con la máxima garantía de calidad y seguridad”, ha subrayado la gerente del Banco de Sangre y Tejidos, Rosa Plantagenet-Whyte.

OTRAS MEJORAS PARA 2024

Otras acciones que va a impulsar esta entidad pública en 2024 son contar con más plasma sanguíneo obtenido por el denominado procedimiento de aféresis para lograr más derivados del mismo y atender el aumento de demanda asistencial. Además, se van a incorporar nuevos procesos, que aportarán más seguridad y calidad a los productos sanguíneos, como el test de detección de la Malaria y del virus del Nilo, mediante biología molecular.

El Banco de Leche Materna de Aragón va a pasar de atender a recién nacidos con un peso de hasta 1.500 gramos a los que cuentan con hasta los 1.800 gramos y a bebés prematuros tardíos –que a pesar de haber nacido entre la semana 34 y 36 completa de embarazo, tienen un bajo peso y no alcanzan los 1.800 gramos-. Supondrá beneficiar a 130 bebés respecto a los 115 actuales y necesitar unos 600 o 650 litros de leche al año respecto a los 500 que se destinan de media anual a este fin.

Asimismo, gracias al presupuesto de 2024, se va a introducir el procesamiento y gestión de dos tejidos nuevos, meniscos y crestas iliacas bicortocales y tricortocales, para cubrir parte de las necesidades de la Comunidad Autónoma. En lo que va de año, se han realizado 415 implantes de tejidos, de ellos, 331 osteotendinoso y 144 de tejido ocular.

Por otra parte, se aplicará el formato electrónico en la gestión de la petición y suministro de los componentes sanguíneo; se implantará un nuevo proceso de pasteurización en el proceso de las muestras de leche materna, y se va a contar con una herramienta de gestión de almacén para automatizar el sistema.