Aragón ha realizado 740 trasplantes hepáticos desde hace 25 años

El 14 de diciembre de 1998, tal día como este jueves hace 25 años, se realizó el primer trasplante de este tipo, Foto: Gobierno de Aragón
photo_camera El 14 de diciembre de 1998, tal día como este jueves hace 25 años, se realizó el primer trasplante de este tipo, Foto: Gobierno de Aragón

La sanidad aragonesa está de celebración. Un 14 de diciembre de 1998, tal día como este jueves pero hace 25 años los doctores Ricardo Lozano y Agustín García Gil realizaron el primer trasplante hepático en la historia de la Comunidad. Desde entonces, han llegado otros 739, tantos como vidas se han salvado. Son algunos de los datos ofrecidos en la jornada conmemorativa que se ha celebrado en el Hospital Clínico de Zaragoza, donde se llevó a cabo esa primera intervención. Aquello fue “un hito”, como lo ha calificado el consejero José Luis Bancalero, “no solo a nivel de gestión sanitaria sino política”.

Un cuarto de siglo después, los expertos señalan a Aragón como una región generosa a la hora de donar. Así lo ha asegurado la coordinador autonómica de trasplantes, Raquel Monteiro. “Cuando se pregunta a los aragoneses por la donación, están más a favor. Es fruto de una campaña de concienciación, son más solidarios”, ha explicado. En cifras, este año 2023 se han acometido 101 trasplantes totales, 73 renales, ocho de donantes vivos, y 36 hepáticos. Un total de 48 personas han puesto sus órganos a disposición de quien lo necesitara, según ha añadido, hasta el punto de que “cuando un paciente fallece, muchas veces no hace falta ni solicitarlos”.

Con cada trasplante, ha citado, se estima que una persona gana de media 16 años de vida. En la actualidad, hay cinco personas pendientes de recibir un órgano en Aragón, si bien ninguno de los casos es de urgencia. Algo que sí ha cambiado desde el primer trasplante en 1998 es la tecnología, especialmente lo relativo a los instrumentos para los sanitarios. “Hace que tengamos mejores resultados”, ha apuntado por su parte la directora del Programa de Trasplante Hepático en la Comunidad, Pilar Palacios.

AVANCES TECNOLÓGICOS

Por ejemplo, hace dos años se puso en marcha la denominada técnica de asistolia controlada con ECMO, en parada cardíaca, al tiempo que han llegado los primeros pasos de la cirugía robótica con las máquinas Da Vinci. Esta última modalidad, ha añadido Palacios, “permite o mejora los de riñón y en donante vivo, también para los hepáticos”. Desde fuera de Aragón, también se ve a la región como “referente” en la materia. Lo ha dejado patente la médico adjunto de la Organización Nacional de Trasplantes y responsable del programa nacional hepático, quien también ha explicado que se han llevado a cabo en lo que va de año más de 5.000 trasplantes en el conjunto del país a través de más de 2.000 personas.

De la Rosa ha reivindicado también la importancia de la sanidad pública como mecanismo de solidaridad para garantizar la red de los trasplantes. “Cualquier paciente tiene el mismo acceso que el resto y eso repercute en la salud y que las tasas de donación sean más altas. Somos parte de una cadena altruista y sin ánimo de lucro”, ha concluido.