El zaragocismo y La Romareda, reyes de Segunda División

Con una media de 22.565 espectadores, el Estadio Municipal se corona como el de mayor afluencia en toda la categoría de plata.
Ningún estadio de Segunda División está tan lleno como La Romareda
photo_camera Ningún estadio de Segunda División está tan lleno como La Romareda

La afición del Real Zaragoza y La Romareda vuelven a coronarse como los reyes de Segunda División. Con una asistencia media de 22.565 aficionados, el Municipal zaragozano no tiene quien le tosa en la categoría de plata. Se trata del estadio con más afluencia de toda la competición, volviendo a mostrar que, en masa social y en seguimiento, nadie alcanza al cuadro aragonés. Y para seguir soñando con los puestos altos, es el arma que más debe aprovecharse.

Muy lejos quedan el resto de equipos. El que más se acerca es el Sporting de Gijón con El Molinón, que presenta una media de 19.119 espectadores. Completa el podio el Espanyol y su Stage Front, que alcanza los 17.332. A este le siguen Real Valladolid y Tenerife – Pucela y Heliodoro Rodríguez – con 16.880 y 16.793, respectivamente. Justo por encima del Carlos Tartiere, estadio del Real Oviedo, y su media de 16.161. Por debajo de la horquilla de los 16.000 se encuentran Racing de Santander (14.664 en El Sardinero), Elche (el Martínez Valero, con 14.135) y Levante (en el Ciudad de Valencia la media es de 13.819 aficionados).

La mayoría del resto de equipos ni siquiera alcanzan los 22.565 espectadores en su estadio. Así que el Real Zaragoza y su vieja Romareda están muy por encima de todos los cuadros de Segunda División. A pesar de una temporada que, en este momento y a expensas de una deseada remontada, puede calificarse como floja, no dejan de estar ahí. El zaragocismo no falla; el Estadio Municipal siempre presenta galas de primer nivel para la cita.

Sin ir más lejos que al último partido, el de la derrota frente al Cartagena, La Romareda registró 23.607 aficionados, por encima de la media. Cabe destacar que era un viernes a las 20.30 horas, momento poco habitual para los partidos de fútbol donde, además, incluyó una protesta por ello. El zaragocismo volvió a demostrar que está muy por encima de las adversidades en un momento crucial de la temporada.

El próximo duelo señalado en casa es frente al Amorebieta, un partido contra el colista que los maños deben vencer. Pero antes, ante el Villarreal B en La Cerámica, los aficionados blanquillos también se han apuntado a seguir a su Real Zaragoza. Porque La Romareda presenta un ambiente extraordinario, pero el tour maño llena de alegría también los estadios rivales.