Zapater: "Hablamos de finales, pero no creo que las afrontemos como tal"

Dos derrotas dolorosísimas, siete goles encajados y una charla de casi dos horas han pasado antes de la comparecencia
Zapater en un entrenamiento
photo_camera El ejeano aspira a conseguir cuanto antes la permanencia. Foto: Real Zaragoza

Dos derrotas dolorosísimas, siete goles encajados y una charla de casi dos horas han pasado en el Real Zaragoza antes de la comparecencia del capitán, Alberto Zapater. El de Ejea de los Caballeros ha dejado un análisis de apenas diez minutos en la sala de prensa que hizo ver el único objetivo del equipo: permanecer en Segunda. De hecho, ha reconocido que se habla de finales en el vestuario, pero que “realmente” no se lo creen y no las afrontan como tal.

Si el míster, Fran Escribá, habló de un problema de actitud en un equipo que no compite ni choca, Zapater ha hablado de la forma de afrontar los partidos. “La Ponferradina vino aquí diciendo que para ellos era una final, y nosotros lo decimos, pero creo que realmente no nos lo creemos”, analizó sobre el 0-0. Lo mismo en el último choque. Contra el Málaga era una final y ellos lo afrontaron así, a diferencia del Real Zaragoza. “Creo que nosotros no lo sentimos como tal”, ha afirmado el líder del vestuario.

Sobre esta cuestión ha insistido. “Lo de la final lo decimos siempre, tenemos que hacer autocrítica y fue una de las cosas que se habló ayer. Hablamos de finales, pero no creo que las afrontemos como tal ni nosotros ni nadie”, ha reiterado el capi. En el entorno del Real Zaragoza se crea una ilusión tan rápida como el derrotismo que le sucede. El equipo puede competir, pero lo primero son los famosos 50 puntos. Y quedan todavía 17.

Lo cierto es que, independientemente de la forma de afrontar los duelos, el Real Zaragoza está metido en la lucha por no descender. Y eso lo sabe Alberto Zapater. “Miro todos los partidos, si juega la Ponfe, el Racing… llevo meses mirando para que no puntúen y haya cuatro que se queden abajo”, ha reconocido. Y eso no es carencia de ambición, sino “querer salvarse cuanto antes”. Es evidente que el único discurso es el de llegar a 50 puntos. Tristemente, a pesar de la historia, son “un equipo más” de la categoría, aunque cree que puede competir “contra cualquiera”.

A pesar de que las derrotas han llegad “con mucha efectividad por parte de los equipos contrarios”, no quita para meterse una marcha más. “Tenemos que ver que con lo que estamos haciendo no nos da”, ha afirmado el zaragocista. El primer gol les mató contra el Alavés, y frente al Málaga, “el primer tiempo pudo ser otra cosa”. La tozuda realidad castiga los “y si”, porque la afición del Málaga se fue haciendo la ola. El capitán del Real Zaragoza pide ahora “mantener la portería a cero” para frenar la sangría.

CASI DOS HORAS DE CHARLA

A pesar de lo sorprendente de saltar casi dos horas tarde al terreno de juego, Zapater lo ha tratado con normalidad. Cree que es “lo que debe pasar en cualquier equipo que viene de perder dos partidos con un resultado abultado”. Pasa “en cualquier vestuario”. “Son charlas enriquecedoras para el equipo; para los jóvenes y los no tan jóvenes, los mayores como yo… nos viene bien”, ha valorado. Se habló “de fútbol y no fútbol, de lo que conlleva ser futbolista en el Real Zaragoza y la situación”. Es algo “que podría escuchar todo el mundo y a todo el mundo le vendría bien”.

Zapater confía en ganar al Burgos y “todo pasa por ahí”. Tiene plena confianza en el equipo y cree que podrá sacarlo adelante porque dependen de sí mismos para lograrlo. Eso sí, toca resetear y ponerse “en modo supervivencia”, como dijo el capitán del Real Zaragoza hace varios meses. Y afrontar el próximo partido como una final, porque si no, los problemas serían muy graves.