Victoria para cambiar la estadística y el ánimo del Real Zaragoza

Después de vencer al Andorra, el Real Zaragoza cambia toda su estadística, pasando del más de mes y medio sin ganar a garantizarse casi dos meses sin perder
celebracion-gol
photo_camera El Real Zaragoza volvió a vencer en casa y se ubica en zona tranquila

Un triunfo lo cambia todo en el fútbol y el Real Zaragoza lo vive en sus propias carnes. Después de vencer por 2-0 al Andorra, el cuadro zaragocista cambia toda su estadística, pasando del más de mes y medio sin ganar a garantizarse casi dos meses sin perder. Todo sea dicho, con parón navideño de por medio. Pero por otra parte, en este periodo se han jugado seis partidos, con un balance de cuatro empates y dos victorias. Así que los maños, sin presentar unos números excelentes, avanzan con paso firme.

Este tiempo sin perder lleva directamente a ubicarse en este momento a cuatro puntos de los puestos de playoff. Unas cifras que llevan a la ilusión después de desconocer la victoria prácticamente desde que terminó la racha de cinco partidos consecutivos venciendo. El Real Zaragoza se encuentra cerca de la zona de promoción en cuanto a puntos, un hecho que se torna ilusionante después de contar tres victorias en cuatro meses.

El triunfo que todo lo cambia describe el partido que venció el Real Zaragoza este sábado en La Romareda ante el Andorra. Porque era una urgencia hacerlo. Hubiese supuesto caer a la posición número 16 de la tabla clasificatoria, quedando el playoff a siete puntos y el descenso a cinco. Francho y Fran Gámez lo cambiaron todo. Ahora, la quema se encuentra muy lejos, nueve puntos por debajo tras la derrota del Huesca. Y verse en el puesto 12, que siempre es un insuficiente en el cuadro aragonés, al menos da la sensación de poder mejorarse.

Los maños respiran. Es la tranquilidad del triunfo. Y el zaragocismo, como cada vez que se les brinda tres puntos, se ilusiona de nuevo. Empezar el año en La Romareda dando una alegría es otro aspecto que todo lo cambia, porque los nervios no podían volver a cundir otra vez. Se apagó el fuego, se ha dejado de mirar a los puestos de descenso y, ahora, en la mitad de la tabla, todo puede pasar. Aunque para mantener el estado de ilusión, el Real Zaragoza debe incrementar el ritmo de victorias.

REAFIRMARSE EN ALCORCÓN

Este sábado, el Real Zaragoza tiene la posibilidad de confirmar que ha habido un cambio de tendencia. Venciendo al Alcorcón, los maños se meterían nuevamente de lleno en la pelea por la promoción de ascenso, quedando ahora a cuatro puntos, aunque con varios rivales de por medio. De momento, el equipo guarda descanso este lunes y tiene previsto volver a los entrenamientos el martes en la Ciudad Deportiva. Momento para comenzar a preparar un partido de vital importante que, nuevamente, todo lo cambiaría. Tocaría hablar entonces de la última vez que se lograron dos consecutivas...