Real Zaragoza

Víctor Fernández: "No tengo motivación extra por enfrentarme al Huesca"

El entrenador del Real Zaragoza ha valorado el partido ante el Huesca en El Alcoraz, donde necesita ganar sí o sí.
Víctor Fernández, en la comparecencia previa al Huesca - Real Zaragoza
photo_camera Víctor Fernández ha comparecido antes del Huesca - Real Zaragoza

Todo listo en el Real Zaragoza para su enfrentamiento con el Huesca. No hay más tiempo de preparación ni de análisis. Quedan los 90 minutos por delante en El Alcoraz. La batalla decisiva. Y como bien ha transmitido Víctor Fernández, entrenador del equipo maño, la clave está en que hay que ganar a un rival directo. “No tengo ningún tipo de motivación extra por enfentarme al Huesca”, ha asegurado en su comparecencia previa al duelo.

Señala Víctor que vivirá el choque “como un entrenador que quiere ganar”. Nada de presiones. Incluso, desea lo mejor al Huesca, pero “a partir de este sábado”. Y a sus jugadores, les pide jugarlo con todo el corazón, sabiendo especialmente que es un rival directo en esa carrera por la permanencia.

En una semana sin problemas físicos a pesar de sufrir en el último duelo, “el foco está en el triunfo”. Si la “humildad y la ambición” han caracterizado siempre al Real Zaragoza, este partido “no va a ser menos”. Cuando llegó el técnico, el equipo no marcaba goles, algo solventado, y ahora el debe es ganar a domicilio. “Es el momento, cada partido es una final. Lo afrontamos desde la convicción de que podemos hacerlo. Yo la tengo”, ha señalado.

Con el físico ordenado, toca pasar revista a la cabeza. Y aquí, el entrenador del Real Zaragoza también tiene clara la exigencia. “Es un partido que tienes que terminar agotado a nivel mental. Exige máxima concentración”, ha sostenido. A lo que, de forma obligatoria, tiene que acompañar una mejora de técnica, de precisión. Porque, si no, tendrán “menos opciones de ganar”.

La última pata del trípode está en el corazón. “Hay que soñarlo” con ello, pero también “ser muy lógico con la cabeza”. Si a esas se añade un buen estado físico, las opciones que tiene el Real Zaragoza de ganar el sábado son altas. Y la necesidad es muy grande.

ESTADO DEL HUESCA

Enfrente, un Huesca “bien organizado” que merece felicitaciones. Ante quienes, para sumar tres puntos, será clave no cometer los errores que se vieron ante el Elche. Allí, no se culminaron “jugadas claras”, algo que contra el Huesca es “fundamental” no repetirlo. “Más precisos, más contundentes, más precisos, con más solidez defensiva”.

Pero, por otra parte, en puntos y necesidad “es todo igual”. Por mucho que el entrenador zaragozano hable bien de sus vecinos del norte, lo que tiene entre manos es de marca mayor. Y lo sabe. “Somos el Real Zaragoza, tenemos respeto y somos humildes ante cualquier rival, pero tenemos que ganar”, ha señalado. Y más, cuando el descenso está en los talones.

LOS NOMBRES PROPIOS

Con Francho y Guti “varias semanas” fuera todavía hasta su recuperación, sin Borge y Nieto, y Mollejo unido a las bajas, hay que rearmarse. También, porque Bakis ya ha recibido la reprobación de la grada de La Romareda. Por eso, Víctor Fernández, que tiene “claro” el once, ha anunciado que entrará en la convocatoria Cuenca, mientras que Pau Sans irá con el filial. La agresividad del canterano hace que pueda ser en esta ocasión bien aprovechado para la cita.

Otro que acude a la citación es Fran Gámez, incluso con opciones de ser titular. Fue útil ante el Elche y el entrenador del Real Zaragoza no le descarta. Además, Víctor Fernández ha tenido palabras de apoyo para Cristian, “un competidor nato que tiene mucha ilusión por volver a jugar”. Y a Nieto, sobre quien es “optimista”, pero no quiere dar pasos en falso.

GANAR COMO SEA

El Real Zaragoza necesita ganar “de la forma que sea” al Huesca en El Alcoraz. Si es siempre rondando la meta rival, mejor, pero no parece que esa sea la opción más realista. Tocará apretar los dientes, pelear por no hacer faltas peligrosas o conceder saques de esquina. Y aprovechar las opciones para sumar tres puntos de oro en un duelo aragonés que debe llevar sello zaragocista.