Víctor Fernández pide afrontar "como una final" el partido en Oviedo

El entrenador del Real Zaragoza reconoce que hubiese apostado por otra estructura para conformar la plantilla, pero cree que se logrará la permanencia.
Víctor Fernández ha comparecido antes del choque frente al Real Oviedo
photo_camera Víctor Fernández ha comparecido antes del choque frente al Real Oviedo

Víctor Fernández ya preveía que la permanencia iba a ser tarea complicadísima para el Real Zaragoza, como así está siendo. Prueba de ello es que, tras 38 jornadas, todavía se encuentra en esa quema. Hay que ganar ya, toca hacerlo ante el Real Oviedo y debe afrontarse el partido “como una final”.

La tarea ha residido esta semana en corregir errores del partido contra el Burgos. “Lo perdimos nosotros”, ha señalado el entrenador del Real Zaragoza. Sin embargo, está “convencido” de que se levantarán porque “siempre” lo han hecho.

El míster considera que tienen opciones de ganar. Eso sí, siempre que se plantee un duelo “con rigor y una propuesta firme y sólida, ante un rival candidato a playoff”. Muy del agrado de Víctor Fernández. Así que “hay que jugarlo como una final aunque queden varios partidos”.

LA SITUACIÓN PREVISTA

Cuestionado por la dificultad de lograr la permanencia con el Real Zaragoza, el entrenador ha dejado claro que todo va según lo previsto. Su diagnóstico “como ultra” lo tenía muy claro, y cuando tomó el equipo, vio a un cuadro con virtudes, pero también carencias. Además, “se ha complicado más con jugadores importantes que no están”.

Aun así, sigue siendo “igual de optimista”. “Lo vamos a sacar adelante”, ha destacado. En la empresa, será vital “defender y atacar con once”; tener un equipo “que sepa atacar y defender”. Las lesiones han mermado al grupo, pero más allá del número de efectivos, prima el hecho de tener un bloque capacitado para desempeñar en grupo esas tareas.

OTRA CONFECCIÓN

Sobre la plantilla del Real Zaragoza, a la que ha ensalzado, ha señalado que tiene sus contras. “Quizá la estructura técnica no la hubiera confeccionado así, o igual hay jugadores que no han aportado lo que esperábamos”, ha señalado el entrenador.

A estas alturas, solo hay dos mediocampistas (Jaume y Moya), y hay que sumar a un Terrer lastrado por las lesiones esta campaña. Bien es cierto, como reconoce, que quizá con todos disponibles él no estaría en este fregado. Pero “no hay que llorar ni que buscar excusas”. La situación es la que es. Y toca ganar al Real Oviedo para no sufrir más de lo que ya se ha sufrido.