Víctor Fernández camina firme hacia la permanencia

Víctor Fernández recibió la llamada del Real Zaragoza cuando el equipo estaba en situación de grave peligro
victor-fernandez
photo_camera Víctor Fernández ha logrado que el Real Zaragoza sume 46 puntos cuando faltan cinco jornadas

Víctor Fernández recibió la llamada del Real Zaragoza cuando el equipo estaba en situación de grave peligro, de alerta. En ese mes de marzo, el técnico aragonés se encontró con una escuadra ida, superada por los cuatro costados, incapaz de ganar un solo partido. Tomó las riendas y suma nueve puntos en siete partidos, números que invitan a pensar que la permanencia matemática será pronto una realidad.

Entre una plantilla de muy escasa calidad y dos entrenadores desubicados en la capital aragonesa, el Real Zaragoza entró en una espiral de peligro. Tanto que, cuando llegó Víctor, la posibilidad de descenso era una realidad.

Perdió el primer partido frente al Espanyol, arañó un empate de Anduva y, por fin, consiguió la victoria ante el Tenerife. Tras perder frente al Levante, se llevó un punto que solo merecieron él y Azón frente al Elche. Todo ello, antes de vencer al Huesca y sumar otro más en casa del líder, el Leganés.

Sin unos números extraordinarios, Víctor Fernández ha logrado que el Real Zaragoza sume 46 puntos cuando faltan cinco jornadas para el fin del campeonato. En la 38, el Burgos debe visitar La Romareda tras ver cómo el Amorebieta le remontaba un 2-0 a favor que le metía en playoff. Con el triunfo, solo haría falta un punto más para certificar la permanencia.

A estas alturas, verse peleando por eludir el descenso es sinónimo de mala gestión. Con tiempo para planificar la plantilla en verano, jugadores que habían terminado contrato el anterior y, sobre todo, un límite salarial muy poderoso, el Real Zaragoza no debía verse en esta pelea. Al menos, se rectificó a tiempo con la llegada de Víctor, que camina hacia la permanencia y puede cerrarse en un par de jornadas.