El vestuario del Real Zaragoza, "preocupado" pero "responsabilizado" por la permanencia

Cristian Álvarez, capitán del Real Zaragoza, ha puesto voz al vestuario este miércoles en sala de prensa.
El capitán Cristian Álvarez ya está disponible en el Real Zaragoza. Foto: LaLiga Hypermotion.
photo_camera El capitán Cristian Álvarez ya está disponible en el Real Zaragoza. Foto: LaLiga Hypermotion.

"Es normal estar preocupado después de un 1-3 en La Romareda”. La respuesta de Cristian Álvarez acerca de la preocupación por el último resultado del Real Zaragoza es la lógica, la evidente. Si, además, se le añaden agravantes como perder la posibilidad de cerrar la permanencia o dejar indignada a La Romareda, el problema crece.

“Era fundamental ganar para coger aire, alejarnos mas de la zona comprometida y no lo pudimos conseguir. Preocupa por cómo se dio, el resultado es abultado, hiriente”, ha señalado el portero del Real Zaragoza. Es necesario ahora ganar al Real Oviedo y no meterse en problemas hasta el final de temporada, algo para lo que no está preparado el equipo y, ni mucho menos, el zaragocismo.

Asegura el arquero que se encuentran “reseteados” para encarar el tramo final de temporada y terminar “de la mejor manera posible”. Si lo dice Cristian Álvarez, hay que confiar en ello.

Casi es mejor noticia que también lo hacen “con responsabilidad con lo que está en juego”. “Y sabiendo el club en que estamos, con muchísima seriedad”, ha completado el meta. Así que toca “terminar con la mayor dignidad posible y lograr la permanencia cuanto antes”. Ese "cuanto antes" lo ha remarcado con la voz, con la mirada, con el gesto. Cuanto antes, a poder ser ya, de forma inmediata.

“Nerviosismo y ansiedad” son los aspectos que hay que dejar a un lado. Y bajo esas premisas, “apretar todos y sacar el partido del domingo, Dios quiera con una victoria, y ver las cosas de otra manera”.

UNA SITUACIÓN ATÍPICA

Una muestra de los problemas esta campaña es la portería, con cuatro guardametas para un puesto. La situación es “atípica” y se suma a su particularidad, donde ha tenido que lidiar con las lesiones. Allí ha estado el capitán “en los momentos cruciales dando animo, levantando a la gente”. El aspecto es importante en una campaña con numerosas derrotas y dinámicas negativas.

En cualquier caso, la plantilla del Real Zaragoza quiere sacar la temporada adelante. Saben que “por encima de lo individual está lo colectivo”; lo entienden y, ahora, “se entrena con energía y ganas”.

Cuestionado por si considera que esta temporada es un fracaso, Cristian Álvarez no lo ve así. Tampoco utiliza esa cara de medir. “Si digo que es un fracaso, quiere decir que todo mi trabajo estas siete temporadas lo han sido porque no he conseguido subir a Primera. ¿Me tengo que considerar un fracasado por eso? Pienso que no”, ha señalado.

El capitán del Real Zaragoza nunca se ha sentido un fracasado, lo que no quita para que esta temporada estén “lejísimos” de ese objetivo. De esa ilusión en los primeros partidos “parece que han pasado diez años”. Así que, ahora, se trata de dejarla sentenciada y no sufrir más por la permanencia.

Sin duda, como mínimo, sí es una decepción para el zaragocismo. Su ilusión duró apenas un mes y medio y ha quedado devastada. La única aspiración es no terminar en tragedia.