Velázquez no condiciona “absolutamente nada” el once de Lezama por el Levante

El Real Zaragoza está centrado en Amorebieta y no queda condicionado por la visita que debe hacer el Levante
Julio Velázquez en sala de prensa de la Ciudad Deportiva
photo_camera Julio Velázquez no condiciona este partido en Lezama al del Levante

Centrados absolutamente en Amorebieta y sin pensar en lo que viene después. Esa es la idea del entrenador del Real Zaragoza, Julio Velázquez, de cara al choque fijado en Lezama. Quiere salir con todo, en un escenario algo difícil por ser una ciudad deportiva para formar jugadores, y no en un estadio profesional al uso. El once no quedará condicionado por el choque ante el Levante, y tiene claro que la intensidad debe ser la misma que frente al Espanyol. O más, porque “probablemente con eso no valga”.

La semana ha ido muy bien, los chicos han trabajado de manera “formidable, con buena actitud”. Lo hacen reforzados por lo que consideran un buen – y valorado - punto en el Stage Front que apoya "la idea, la propuesta y el trabajo". Por otra parte, hay cierta “incertidumbre” por el cambio de entrenador del cuadro amorebietarra, aunque eso no quita para que Velázquez se encuentre “contento” con los chicos y el día a día.

Por delante, un “partido trampa” para el que se va armando el cuadro zaragocista. Velázquez ha asegurado que no se va a ver influenciado por el estado del Amorebieta, sino que quiere un plan para su equipo. “Lo importante es lo que queremos ser nosotros”, ha asegurado. Pero aun así, pide aumentar “los niveles de activación y de concentración”. Como mínimo hay que equipararse al día del Espanyol “en exigencia”, aunque “probablemente no valga con eso”. “Humildad, personalidad y jerarquía” son valores que el Real Zaragoza necesita en “un partido trampa”.

Velázquez ha llamado a ser “maduros” en el equipo a la hora de encarar los partidos. Eso sí, con victorias se compra más el mensaje. Mientras, el míster del Real Zaragoza pide “no pensar en el miércoles, porque eso lleva a estar más cerca de perder”. La victoria es necesaria ya, y especialmente ahora, que puede dictaminar si el conjunto maño termina la primera vuelta en la parte alta de la tabla. Esa es la misión de unos jugadores con los que el técnico se encuentra “encantado”. Entre ellos, un Manu Vallejo que marcó, y cuestionado por él ha aprovechado para ensalzar “una gran jugada colectiva”.

UN CUADRO EN EVOLUCIÓN

“El equipo evoluciona positivamente, da pasos adelante y estoy feliz”, ha sostenido el entrenador zaragocista. Según su punto de vista, se ve una línea ascendente, pero desde el cuerpo técnico son conscientes de que la competición va a demandar más soluciones. Es decir, todo va a aumentar un nivel de exigencia que ya es alto. El técnico pide a los suyos “ser exigentes y ambiciosos”, pero la evolución de los últimos días le lleva a ser positivo.

No condiciona “absolutamente nada” el partido contra el Levante, y ahora el técnico del Real Zaragoza quiere “dejarlo todo dando igual el contexto”. Son tres puntos igual que los disputados ante el Espanyol, el escenario no determinará el resultado. El Real Zaragoza asume el duelo “en buenas condiciones” y confía en regresa de tierras vascas con tres puntos más en el casillero.