Valladolid – Real Zaragoza: choque de técnicos en la cuerda floja

Pezzolano y Velázquez, los dos más que cuestionados, afrontan un examen final en Pucela, estadio que puede dictar sentencia.
Velázquez se encuentra en entredicho y afronta el partido ante el Real Valladolid como una final. Foto: LaLiga
photo_camera Velázquez se encuentra en entredicho y afronta el partido ante el Real Valladolid como una final. Foto: LaLiga

Valladolid – Real Zaragoza. O lo que es lo mismo, Paulo Pezzolano – Julio Velázquez. Se prepara un duelo de entrenadores en la cuerda floja entre los dos equipos, fuera ambos de sus objetivos y con el banquillo maño más en el punto de mira. La cruda realidad de ambos equipos hace pensar que se verá un choque marcado por las urgencias, y no se descarta un final fatal tras el duelo. El empate tampoco vale en ninguno de los dos casos.

El Real Zaragoza de Velázquez llega a la cita después de cuatro partidos sin ganar, de los que tres se han saldado con derrota. Ninguno de ellos es más doloroso que el último, ante el Amorebieta, colista de la categoría, que endosó un golazo de falta directa cuando corría el minuto 97. La Romareda fue un clamor, pidió su cese y la única manera de calmar las aguas es venciendo. Mal asunto si el cuadro aragonés se planta en Municipal ante el Espanyol sin soluciones a su crisis. En este momento, los maños ocupan la posición número 14 de la tabla, a ocho del playoff y siete sobre el descenso.

Lógicamente, el Real Valladolid, descendido la campaña pasada, presenta un aspecto envidiable para el conjunto zaragocista. Pero dadas las exigencias lógicas de esta situación, como la plantilla que posee o la alta capacidad económica, verse en sexto lugar enciende los ánimos en Pucela. Y más, después de caer derrotado ante un Andorra firme candidato al descenso y actual vicecolista. A pesar de su sexta plaza, mantenida de momento por average, y sus 45 puntos, tiene una retahíla de equipos que le pisan los talones. Burgos (45 puntos), Oviedo y Racing de Ferrol (44) y Racing de Santander (43) están al acecho.

Así que ambos conjuntos afrontan una final con tintes dramáticos. La situación es insostenible en las dos escuadras, que tienen en común una grada en contra. Desde el cuadro aragonés se ha tratado de quitar presión al encuentro, pasando la pelota al tejado pucelano. El propio Maikel Mesa aseguró que el Real Valladolid debía ascender “sí o sí”, algo de lo que eximió al Real Zaragoza a pesar de contar con el cuarto límite salarial de la categoría.

EVITAR UN LÍO

En lo que tenía mucha razón Maikel Mesa es en aquello de centrarse primero en lograr los 50 puntos. Ocupando el puesto 14 de la clasificación, no se puede pedir mucho más por ahora. Si hay tiempo para soñar, escenario que actualmente ni se plantea, lo puede decir el paso de las jornadas. Pero, en este momento, la principal ocupación es no meterse en un lío antes de recibir al Espanyol, poseedor de una de las mejores plantillas de la categoría.

Como también señaló el mediapunta, la única fórmula para dejar atrás esta situación es ganando partidos. El primero, el que está señalado este sábado a las 18.30 horas. De no hacerlo, la tesitura de Julio Velázquez al frente del Real Zaragoza podría ser demoledora. Igual que la sensación de sentir los puestos de descenso cada vez más cerca. Así que es momento de ganar y dar carpetazo a los problemas.