Sinan Bakis volvió al verde y encarna la esperanza del gol

El turco disputó los últimos minutos del encuentro ante el Eibar
 
Sinan Bakis volvió al césped después de más de tres meses y ahora se vuelve a lesionar. Fotografía: LaLiga Hypermotion.
photo_camera Sinan Bakis volvió al césped después de más de tres meses. Fotografía: LaLiga Hypermotion.

La derrota cosechada en Ipurúa este domingo fue un golpe duro para las aspiraciones del Real Zaragoza. Sin embargo, el duelo ante el Eibar también dejó muchos aspectos reseñables. Las buenas sensaciones sembradas en la segunda mitad han provocado el optimismo en el zaragocismo de cara a lo que resta de temporada. También invita a creer el regreso a los terrenos de juego de Sinan Bakis, después de más de tres meses apartado por lesión. El delantero turco todavía tiene mucho que demostrar y este tiempo fuera puede haberle dado la motivación necesaria para crecer.

Desde el pasado 30 de octubre en El Plantío, Sinan Bakis no disputaba de minutos sobre el verde, ya que unos días más tarde el futbolista sufrió un golpe durante un entrenamiento y las posteriores pruebas confirmaron que padecía una meniscopatía en su rodilla derecha. Una lesión cuyos tiempos de recuperación eran indefinidos. Incluso, su baja se ha alargado más de lo que se podía imaginar en un principio.

No fue hasta el 17 de enero cuando Bakis regresó a los entrenamientos con el grupo y el lunes pasado volvió a entrar en una convocatoria. Ante el Sporting de Gijón estuvo calentando en la banda, arropado por el calor de La Romareda. Sin embargo, Velázquez decidió retrasar su regreso para otra ocasión. Esa llegó ayer ante el Eibar. Sinan Bakis saltó al terreno de juego en el minuto 78, sustituyendo a Santiago Mouriño.

Con 1 - 0 en el marcador, el Real Zaragoza buscaba desesperadamente el gol del empate, y el técnico no dejó efectivos ofensivos en el banquillo. Así pues, tras los primeros cambios de Zedadka y Valera, saltó Sergi Enrich por Iván Azón. No obstante, todo el mundo esperaba el momento para Bakis. El turco disputó poco más de diez minutos y en ese tiempo apenas pudo entrar en el juego.

CONFIANZA EN SU REGRESO

Sin embargo, es el primer paso para ver al mejor Bakis, uno que todavía no ha podido disfrutar la afición zaragocista. El ‘12’ llegó como fichaje estrella, después de su gran campaña en el Andorra, donde anotó doce dianas. Una versión ahora lejana, pues en lo que va de curso no ha visto portería, ni tampoco ha dado asistencias. En cuanto a otras cifras, en sus once encuentros disputados con la blanquilla, ha sumado 15 disparos, ocho de ellos a puerta. De que el delantero aportaba otras cosas en el campo no hay duda, su trabajo es incansable, pero los puntos llegan con goles.

Con la falta de acierto de Sergi Enrich (0 goles) e Iván Azón (2), y sin incorporaciones en este mercado, la vuelta de Bakis debe convertirse en el mejor fichaje invernal. Por ello, el Real Zaragoza confía en que el ariete recupere pronto el ritmo de competición y pueda aportar goles a un equipo que quiere soñar.