Sergi Enrich sufre gastroenteritis y el Real Zaragoza entrena sin puntas del primer equipo

Entrenamiento del Real Zaragoza
photo_camera El Real Zaragoza no ha podido contar este martes con Sergi Enrich

Sorprendente entrenamiento del Real Zaragoza este martes en la Ciudad Deportiva. El punta Sergi Enrich se ha visto obligado a entrenarse en el gimnasio al sufrir un proceso vírico, una gastroenteritis, lo que ha provocado la ausencia de puntas del primer equipo. De esta forma, el cuadro aragonés, que ya se ha visto obligado a jugar sin 9, carece en este momento de delanteros centro. Su presencia se complica y es duda para el choque ante el Espanyol. En caso de que fuese baja, el conjunto maño se quedaría sin puntas para la cita en tierras catalanas.

Las bajas de larga duración de Azón y Bakis dejaron a Sergi Enrich como única referencia arriba, y este martes ya ni siquiera se ha podido contar con él. Así que gana enteros la fórmula de jugar sin 9, que surtió efecto ganador frente al líder Leganés el fin de semana pasado. Con Mollejo y Maikel Mesa como hombres más adelantados, no se necesitó la presencia de Sergi Enrich en la práctica totalidad del partido. Es algo que puede repetirse en el Stage Front Stadium si se confirma esta baja.

Sergi Enrich sí que ha estado presente en el gimnasio, donde también se encontraban los lesionados Carlos Nieto e Iván Azón. Pero lo cierto es que, estando a martes, con apenas dos entrenamientos más fijados antes del partido de este viernes, no es buena señal una baja. Además, los problemas estomacales debilitan mucho, algo a tener en cuenta para realizar deporte profesional. La buena noticia en medio del temporal de lesiones es que no ha habido más caídas que la del ariete, y en cualquier caso, ha tenido una participación escasa.

En este momento es duda; Enrich no está en plena forma ni se prevé que lo esté este viernes, pero no es una baja segura. Se abre, en cualquier caso, la puerta para los chicos del filial, con Pau Sans en las quinielas para tener minutos frente al Espanyol. Lo que también gana enteros es una nueva apuesta por el esquema con cinco atrás, y más después del buen resultado en casa frente al líder. Ahora bien, el Espanyol, por mucho que la clasificación diga lo contrario, es otra cosa. Y se encuentra necesitado de ganar ante su gente para mantenerse en la pelea por lo más alto.

Lo más probable es que los entrenamientos de esta semana – miércoles y jueves – decanten la presencia o la ausencia del delantero en su viaje. Si no está, el Real Zaragoza deberá volver a mostrar en sus argumentos que es capaz de jugar sin 9. Y de ganar a un serio candidato al ascenso.