Un S.D. Huesca – Real Zaragoza con hasta siete puntos en juego

Huesca y Real Zaragoza se disputan tres puntos más, tres que no suma un rival directo y uno más por el golaverage particular.
Huesca y Real Zaragoza necesitan ganar un partido con mucho en juego. Foto: LaLiga
photo_camera Huesca y Real Zaragoza necesitan ganar un partido con mucho en juego. Foto: LaLiga

S.D. Huesca y Real Zaragoza encaran ya la recta final de la preparación antes del choque previsto en El Alcoraz con mucho en juego. Más que tres puntos, literalmente, porque podrían irse hasta los siete. Tres del que gane – si es que hay ganador – y tres que no suma el equipo rival en esa ardua pelea por el descenso. Y uno más que puede ser decisivo a final de temporada por el golaverage.

Se acerca el momento del duelo. Y ambos conjuntos, necesitados de puntos. Si el Real Zaragoza vence en El Alcoraz, se llevaría un botín de lujo. Le bastaría ganar otro de sus duelos para dejar prácticamente cerrada la permanencia a falta de rascar algún empate. Pero el Huesca se ve en esa misma tesitura, viendo cómo, este triunfo y otro más, harían cuesta abajo el camino.

Emerge aquí una cuestión más, vital entre dos equipos que pelean por eludir los puestos de descenso: el golaverage. En este momento, con el 0-2 que la S.D. Huesca endosó a los blanquillos en La Romareda, tienen ganado el particular. Pero es temporal, porque el Real Zaragoza, si consigue un triunfo holgado, partiría con ventaja en caso de empate al final de temporada.

Es decir, siete puntos hay en juego cuando arranque el partido que enfrenta a los dos equipos aragoneses en el estadio oscense. Poca broma cuando apenas faltan por disputarse, precisamente, siete jornadas antes del final de una temporada que se está alargando demasiado para ambos conjuntos. Y tras este partido, solo uno podrá afrontar con cierta tranquilidad ese tramo final. Sin haberla cerrado en ninguno de los casos.

DUELO DE EXIGENCIA

La exigencia, por tanto, es máxima. Y ninguno de los dos llega, precisamente, en su mejor estado de forma. El Real Zaragoza presenta una racha escasa de una victoria, dos empates y otras dos derrotas antes de su visita a tierras altoaragonesas. Inmerso, además, en una puerta abierta a un cambio de punta, porque Bakis ya se retiró con una pitada monumental en La Romareda ante el Elche.

No es mucho mejor el estado de forma de la S.D. Huesca, que vio terminada su racha de victorias el pasado fin de semana ante el Racing de Ferrol. Si los maños suman cinco puntos de los últimos 15, los oscenses apenas han alcanzado los seis. En los dos casos, cifras escasas que requieren un paso adelante para evitar los apuros en el tramo final de temporada.

EMPATE INVÁLIDO

Para darle un toque más dramático, se da la circunstancia de que el empate no vale para ninguno de los dos conjuntos. Terminar la jornada 36 con 43 puntos y, en ambos casos, con un calendario complicado, deja muy en el aire las permanencias en Segunda División. Así que se afronta un partido trascendental en las dos escuadras aragonesas en esta ardua carrera por continuar un año más en el fútbol profesional.