C.D. Leganés 1-1 Real Zaragoza

El Real Zaragoza se lleva premio por cabezonería maña (1-1)

Maikel Mesa transformó un penalti en el minuto 99 que permitió sumar en casa del Leganés, líder de la categoría, y acercarse a la permanencia.
Un gol de penalti en el minuto 99 brinda un punto para el Real Zaragoza en Butarque. Foto: LaLiga
photo_camera Un gol de penalti en el minuto 99 brinda un punto para el Real Zaragoza en Butarque. Foto: LaLiga

Punto de oro, premio a la rasmia, a la cabezonería maña, y un pasito más cerca de la permanencia. El Real Zaragoza logró sumar en casa del líder Leganés de penalti cuando corría el minuto 99 de juego, empatando así el tanto inicial de De la Fuente. Transformó Maikel Mesa y firmó las tablas para llevar a Zaragoza un puntito más. Por delante, una jornada menos y a cuatro de los 50.

Arrancaba el choque. Víctor Fernández apostaba por Edgar Badía en portería y el regreso a la línea de cinco. Allí, Fran Gámez, Francés, Jair, Lluís López y Zedadka tratarían de frenar el ataque pepinero. En la sala de máquinas, Toni Moya, Maikel Mesa y Marc Aguado, mientras que Liso y Azón se hacían con la responsabilidad del gol. Miguel de la Fuente, Franquesa o Juan Cruz se erigían como los hombres peligrosos del Leganés.

Se veía un buen Real Zaragoza en Butarque. La primera premisa, la de ser solvente atrás, se cumplía con creces. En el área blanquilla, apenas se vio un acercamiento de Miguel de la Fuente que resolvió perfectamente Fran Gámez enviando a córner en el 3. Con el paso de los minutos, los maños se crecían en la empresa, sabedores de que, ante el líder, era fundamental.

En la rival, sin crear un asedio, puede decirse que estaba más cercano el gol zaragocista. Primero fue Mesa quien enviaba fuera un remate de cabeza cuando corría en el 12, pero la más clara fue para Azón en la siguiente jugada. El remate, excepcional, adelantándose a su marca, se marchó por la derecha, sin éxito.

En cualquier caso, 0-0 al cumplirse la primera media hora de juego. Sobre el césped se veía un conjunto entero, capaz de ver portería ante el líder. La zaga funcionaba y no se percibía sufrimiento: era cuestión de acertar arriba.

Mejoró el Leganés en el tramo final, aunque fueron apenas cinco minutos. Insuficiente, en cualquier caso, para desbaratar el plan de Víctor Fernández. No fue hasta el 46 cuando dispararon por primera vez, y aunque intervino Badía, el peligro no fue real. Así que, con previa revisión del VAR por posible penalti de Gámez a Cissé que no fue tal, llegó el turno de vestuarios.

El Real Zaragoza presentaba un aspecto digno en el campo de un líder que necesitaba algo más si quería mantener su vitola de campeón. La solvencia atrás daba vida al conjunto maño, que se había acercado a la meta de Conde sin materializar. Quedaban todavía 45 minutos por delante y había aspectos que matizar, pero no se podía hablar, ni mucho menos, de un mal equipo.

SEGUNDA PARTE CON PREMIO

Jaume Grau ponía la novedad en el segundo asalto, con Marc Aguado como damnificado en un partido que se complicaba. Porque Dani Raba ponía un balón que Miguel de la Fuente remataba a portería y, con cierta ayuda de Edgar Badía, se iba para dentro. 1-0 en el 57 y tocaba remar para sacar un resultado positivo en casa del líder.

Salvó Diego Conde el empate, y Víctor apostó por Valera y Bakis para buscar la remontada. Ahí las tuvo de todos los colores. Toni Moya probó con un zapatazo que repelió el arquero; Fran Gámez, que solo marca golazos, estuvo cerca de endosarla por la escuadra desde el lateral. Y, sobre todo, Maikel Mesa, tras una genialidad de Moya que evitó de nuevo Conde, se quedó solo para empujarla. Pero todas tenían el mismo denominador común: no terminaban en gol.

El Real Zaragoza peleó. Y siguió peleando. Luchó hasta el final, y esta vez salió cara. El cuadro aragonés vio cómo le señalaban un penalti a favor en la última jugada (revisión eterna mediante) que transformó Maikel Mesa cuando se llegaba al minuto 99.

El gol fue un alivió máximo y la explosión fue total en la zona zaragocista de Butarque. Ya son cuatro para los 50 y, aunque hay que volver a ganar, se estira la racha de duelos sin perder. El Real Zaragoza cosechó un punto más en casa del líder y empieza a palpar de forma definitiva la permanencia en Segunda.

FICHA TÉCNICA

C.D. Leganés: Diego Conde; Miramón (Nyom, min 69’), Jorge Sáenz, Sergio González, Franquesa; Neyou (Arambarri, min 29’), Cissé; Juan Cruz (Dani Raba, min 46’, Diego García, min 82’), Chicco, Portillo; Miguel de la Fuente (Brasanac, min 82’).

Real Zaragoza: Edgar Badía; Fran Gámez, Francés, Jair, Lluís López, Zedadka (Germán Valera, min 71’); Toni Moya, Maikel Mesa, Marc Aguado (Jaume Grau, min 46’); Iván Azón (Sergi Enrich, min 83’), Liso (Bakis, min 71’).

Árbitro: Arcediano Monsecillo. Amonestó a Neyou (min 11’), Zedadka (min 68’), Dani Raba (min 71’), Maikel Mesa (min 100')

Goles: 1-0, Miguel de la Fuente (min 57’); 1-1, Maikel Mesa (min 99’, de penalti).