Poussin y Bakis, las grandes papeletas del Real Zaragoza

El Real Zaragoza necesita acometer varias salidas, pero estos dos casos son los más peliagudos y complicados en la entidad aragonesa. 
Hace menos de un año, Bakis llegaba al Real Zaragoza como una estrella
photo_camera Hace menos de un año, Bakis llegaba al Real Zaragoza como una estrella

El Real Zaragoza camina a una revolución de su plantilla de arriba abajo. Movimientos en todas las líneas y más de un jugador por posición en algunos casos. Pero es precisamente arriba y abajo donde se encuentran las papeletas más grandes por acometer con los casos de Poussin y Bakis.

Poussin llegó al cuadro aragonés con la vitola, ni más ni menos, de pelear por la portería ante Cristian Álvarez. El argentino, lógicamente, le comió la tostada, y tuvo que esperar hasta su lesión para estrenarse en la meta. Sin embargo, la concatenación de errores graves pusieron fin a su trayecto en el Real Zaragoza antes de tiempo.

El portero firmó hasta 2025, con uno opcional más que, lógicamente, no va a tener lugar. Sus fallos privaron de la victoria ante el Sporting, conllevaron la eliminación frente al Atzeneta de Tercera RFEF y la sentencia del Alcorcón. Su balance es de siete goles encajados en menos de 300 minutos.

Los fallos de concentración le llevaron al ostracismo en el Real Zaragoza y es lo que, a lo largo de su carrera, le ha privado de ser un gran portero. Ese defecto sin corregir le lleva a la búsqueda de un nuevo equipo y a que su carrera profesional quede a expensas de pulir errores. A sus 25 años está a tiempo, pero necesita hacerlo de forma inmediata.

Hay que hablar de Rebollo también, aunque este puede tener más mercado en Primera RFEF. Tampoco ha dado el nivel necesario para el cuadro blanquillo, pero debería tener una salida más sencilla en un mercado inferior.

BAKIS, EL PROBLEMA ARRIBA

Si atrás era el meta francés, arriba es el delantero germano turco, Sinan Bakis. Convertido en esa figura inherente al Real Zaragoza de delantero estrella que no anota un solo gol, el ariete debe buscar equipo. Este es, sin duda, el mayor reto del cuadro aragonés.

Con un sueldo cercano al millón de euros y dos años más de contrato, Bakis se encuentra entre los llamados a ser una estrella del equipo. Un llamamiento al que nunca ha respondido, porque entre los duelos jugados sin acierto cara a portería y las lesiones, su balance es más que escueto. En total, 1.126 minutos sin ver portería.

A lo largo de su carrera, tampoco ha mostrado grandes dotes goleadoras. Aun así, se le firmó por tres temporadas tras anotar doce dianas (tres de ellas de penalti) con el Andorra, donde tampoco fue indiscutible. De hecho, disputó 23 partidos de titular sobre los 42 que posee la Segunda División.

MÁS SALIDAS

Las salidas de un portero con errores groseros que cuestan puntos y de un delantero que no ha marcado un solo gol son las más complicadas, pero no las únicas. El Real Zaragoza trabaja en la reconstrucción masiva de la plantilla, con baile importante de nombres.

Arriba, abajo, en el centro y a los costados, el cuadro blanquillo se encuentra inmerso en una reconstrucción con los nombres de Víctor Fernández y Juan Carlos Cordero al frente. Hay tiempo y trabajo por delante en la acometida.