Poco que ganar y mucho que perder para el Real Zaragoza en Copa

Un Atzeneta - Real Zaragoza tiene poco – o nada – que ganar y mucho – muchísimo – que perder
Portero del Atzeneta
photo_camera El Real Zaragoza debe superar el trámite copero contra el Atzeneta. Foto: UE Atzeneta

La Copa del Rey llega en un mal momento para el Real Zaragoza. Porque en un partido de Copa ante el Atzeneta, rival de Tercera RFEF, hay poco – o nada – que ganar y mucho – muchísimo – que perder. Si el cuadro aragonés supera la prueba, que sería lo lógico, como también lo sería hacerlo por goleada, quedaría en mero trámite. Y como no se consiga, sería un borrón eterno como ya lo fue el desastre del año pasado frente al Diocesano.

Para superar la eliminatoria, es probable que el entrenador del Real Zaragoza, Fran Escribá, mantenga su idea de meter a Poussin en el once. En principio también podrá contar con Marc Aguado, recuperado de la contractura que le privó de la convocatoria hace unos días en Elche. En principio, estará en el duelo copero. Mollejo también, y apunta a la titularidad, porque está sancionado para el próximo choque. Quien seguro que fallará es Alejandro Francés, ya concentrado con la Selección Sub-21.

Con el recuerdo del Diocesano en el retrovisor, el Real Zaragoza afronta una nueva aventura en Copa del Rey. “Nos hemos tomado muy en serio la eliminatoria, hemos estudiado al rival, tenemos obligación de ganar, pero más en esta situación”, señaló el entrenador blanquillo, Fran Escribá. La victoria es obligatoria y el Real Zaragoza debe demostrarlo “desde el minuto uno”. Hacerlo jugando bien ayudara a que el sábado se encuentren mejor, un día que considera “muy importante para un punto de inflexión”.

Para evitar la hecatombe, “no cometer errores graves” y “unir paciencia a la ambición” es la receta de Fran Escribá. La pregunta es qué jugadores quiere alinear frente al Atzeneta. Su apuesta se basa “en el mejor once” sin pensar en que el próximo partido está fijado el sábado, los jugadores deben estar preparados para jugar “cada tres o cuatro días”. No hay excusa. “No va a ser un once de gente que juega solo la Copa. Va a repetir gente que jugo el otro día y posiblemente algunos jugarán el sábado. Tan importante es el del sábado como el de mañana”, resumió el entrenador.

AGUADO, LISTO

Quien parece estar completamente listo es Marc Aguado, recuperado de una contractura que no le permitió jugar la semana pasada. Además, antes de aplazarse el duelo, al míster aseguró que apostaba por Poussin en la meta, algo que le permitiría recuperar confianza en caso de hacer un buen papel. En estas, el Real Zaragoza sigue concentrado para hacer un buen papel en una Copa del Rey con poco que ganar y mucho que perder en una tesitura complicada.