Un mes de abril para la asfixia o la tranquilidad del Real Zaragoza

El cuadro aragonés tiene un calendario complicado este mes de abril, recibiendo al Elche y con salidas al Alcoraz y a Butarque.
El Real Zaragoza necesita reponerse y volver a vencer. Foto: LaLiga
photo_camera El Real Zaragoza necesita reponerse y volver a vencer. Foto: LaLiga

Los próximos partidos que tiene fijados el Real Zaragoza con fecha y hora, todos los del mes de abril, están llamados a ser los de la asfixia o los de la tranquilidad. En el amplio abanico que se abre entre ganar los tres o perderlos puede estar una parte vital del futuro en el cuadro aragonés. De acabar el mes con el máximo de puntos disputados, los maños certificarían la permanencia alcanzando los 50. En la otra cara de la moneda, si es incapaz de sumar en estos tres partidos o prolongar la mala racha de los últimos duelos, la situación sería dramática.

Un mes de abril donde hay mucho en juego para el Real Zaragoza. Un tourmalet en toda regla. La vista está puesta en recibir a un Elche que acumula tres partidos consecutivos perdidos, pero que sigue en la pelea por las alturas. Los alicantinos han perdido la plaza de playoff esta semana, y apunta a visitar La Romareda con la necesidad de ganar. Esta primera parada, si se salda con victoria, puede abrir una brecha importante con los puestos de descenso.

El Real Zaragoza, a continuación, está llamado a visitar El Alcoraz. Duelo aragonés frente a la S.D. Huesca con dos conjuntos en la pelea por la permanencia y separados actualmente por un punto. Ambos equipos están llamados a vivir una batalla clave el sábado 20 de abril en tierras altoaragonesas, porque con 41 y 42 puntos respectivamente, deben cerrar la campaña. Es el penúltimo partido de este mes de abril que se antoja clave en Aragón para evitar sufrir más de la cuenta.

Culmina el calendario de abril con un Leganés – Real Zaragoza el sábado 27 a las 16.15 horas en Butarque. En principio es la visita a un equipo que no puede fallar, líder de la categoría y mejor posicionado para ganar la Segunda División. Los de Víctor Fernández buscan un asalto en tierras madrileñas que les lleve a la tranquilidad. A estas alturas de la temporada ya empiezan a avanzar los últimos clasificados, que se ven con el agua al cuello y hacen más los deberes que hasta la fecha. Así que los blanquillos no pueden acabar abril sin una suma importante de puntos.

En estos momentos, y a la espera de que el Alcorcón dispute su partido frente al Racing de Santander, el descenso queda a siete puntos. Podrían ser seis si los madrileños arañan un empate o, lógicamente, una victoria. Es evidente que el Real Zaragoza necesita volver a sumar de tres en casa y hacerse con la primera bombona de oxígeno.