Manu Vallejo reclama su momento en el Real Zaragoza

El gol de Vallejo significó el empate. Fotografía: LaLiga.
photo_camera El gol de Vallejo significó el empate. Fotografía: LaLiga.

El fútbol le debía una a Manu Vallejo. El atacante de Chiclana de la Frontera llevaba tres meses sin marcar un tanto, desde el duelo ante el Cartagena (1-3) el 10 de septiembre, y fue el héroe del partido frente al Espanyol (1-1), consagrándose con el gol de la igualada que desató la locura zaragocista. Sin lugar a dudas fue el hombre que más reforzado salió de este encuentro, pues en los últimos tiempos ha estado relegado a un papel secundario y tras su propicia actuación en el pasado choque, el efectivo de 26 años ansía demostrar que puede tener un hueco importante en los planes de Velázquez.

Vallejo salió y marcó. Poco más se le puede pedir a un revulsivo que gozó de unos 18 minutos para demostrar su buen hacer. De hecho, la motivación de Vallejo era más que evidente para esta cita, pues ante el Leganés no disputó ni un minuto y en los últimos duelos su figura había sido señalada por el zaragocismo, pidiéndole una marcha más. Cosa que demostró ante el Espanyol, cuando el andaluz le cedió el cuero a Fran Gámez que se lo devolvió para que de primeras ejecutara un disparo pegado al poste izquierdo de Pacheco, que poco pudo hacer ante el latigazo del atacante.

Esta diana impulsó al Real Zaragoza, que tras el tanto se reafirmó en el partido y buscó la victoria con uñas y dientes. Victoria que nunca llegó, pese a la insistencia del club del león. Eso sí, el empate no fue para nada un mal resultado, pues ganar al Espanyol a domicilio no es un juego de niños. El conjunto catalán, en los 10 partidos disputados en su casa, ha ganado seis, ha empatado tres y solamente ha caído uno, demostrando ser prácticamente un seguro en el Stage Front Stadium a lo largo de este curso.

Por otro lado, la importancia a futuro de esta gran actuación de Vallejo solamente la sabe el propio jugador, pues al final, como dice el dicho, son los propios jugadores los que se ponen o se quitan del once titular. No obstante, la realidad es que con este tanto, el andaluz habrá ganado más credibilidad para Velázquez, que visto la falta de efectivos en ataque, podría pensar en alinear al "19" para el próximo duelo frente al Amorebieta. Y es que Bakis y Azón están fuera de combate por el momento y Enrich se eleva como el único delantero puro para el Real Zaragoza, a pesar de que no salió de inicio este pasado domingo debido a una gastroenteritis que le permitió entrenar a partir del miércoles. Con todo ello, Vallejo pide paso y reclama su momento en un Real Zaragoza que ha resucitado con Velázquez y en el que han resucitado sus jugadores.