Los balones vuelven a rodar: arranca la pretemporada del Real Zaragoza

La pretemporada de la campaña 2023/24 del Real Zaragoza ha dado su pistoletazo de salida este lunes
Inicio pretemporada en la Ciudad Deportiva
photo_camera Este lunes por la tarde ha tenido lugar el primer entrenamiento

Ha pasado casi un mes y medio de ese punto y final a la temporada 2022/23, con un gran homenaje a Zapater que tapó una campaña pobre a todos los niveles. Eso ha quedado atrás, ya olvidado, porque el fútbol regresa con el comienzo de la pretemporada. La preparación para la campaña 2023/24 ha dado su pistoletazo de salida este lunes 3 de julio, cuando los balones han vuelto a rodar y donde se empieza a percibir el cosquilleo de un nuevo año.

En este bello momento del año, el zaragocismo siempre se encuentra ilusionado. Poco importa qué haya sucedido unos meses atrás, la calidad o la cantidad de los refuerzos y salidas. Siempre se palpan las ganas. Ya en este primer entrenamiento en la Ciudad Deportiva se han visto las primeras patadas de Maikel Mesa, y las de un Marc Aguado muy diferente al que subía a entrenar con Víctor Fernández. Ha dejado de ser canterano para aparecer como un futbolista hecho y derecho.

La principal ausencia en este día, y además ha resultado sorprendente, ha sido la de Quentin Lecoeuche. El lateral francés ha acudido a pasar el reconocimiento médico este lunes a las 13.00 horas, y aunque su presencia era lógica, no se le ha visto en las instalaciones de la carretera de Valencia. El club ha asegurado que todavía tenía que terminar pruebas. Tampoco lo han hecho Bermejo, con su lesión sufrida la pasada campaña; y Puche, con un virus que le ha impedido acudir a la primera sesión. Sí se ha visto a Luna, que se perdió el tramo final de la pasada campaña.

Y a las órdenes de Fran Escribá, también los que se encuentran en la rampa de salida. Sabin Merino, James Igbekeme, Marcos Baselga o Luis Carbonell, entre otros, engrosaban esa lista que ha rondado la treintena de futbolistas. También porque han acudido los nueve chavales del filial a los que el míster quiere echar el ojo. Las temporadas son largas y hay que conocer a la perfección lo mejor de la casa por lo que pudiera pasar.

UN MES Y MEDIO PARA LA COMPETICIÓN

El tiempo que ha pasado desde que terminó la liga es, a priori, el mismo que falta para que ruede la pelota en competición oficial. Algo menos de un mes y medio para encarar lo que de verdad va a contar para el Real Zaragoza. Y en este periodo, deben asumirse los nuevos fichajes y las bajas imprescindibles para dar ficha a los jugadores. En eso trabaja el cuadro blanquillo con Juan Carlos Cordero a la cabeza, encargado de confeccionar una plantilla que, aunque evite decirlo, debe devolver a los maños a Primera División.