Real Zaragoza

Julio Velázquez no tiene "ninguna sensación" de estar ante un partido límite

El Real Zaragoza necesita ganar al colista Amorebieta para respirar otra vez y no meterse en un lío.
El entrenador del Real Zaragoza, Julio Velázquez, no cree que sea un duelo decisivo
photo_camera El entrenador del Real Zaragoza, Julio Velázquez, no cree que sea un duelo decisivo

Tranquilidad y buenos alimentos, que diría el sabio refranero español. Es el resumen de la comparecencia del entrenador del Real Zaragoza, Julio Velázquez, que afronta “con normalidad” el partido ante el colista Amorebieta en La Romareda tras el broncazo vivido en Villarreal. Al técnico del cuadro aragonés no le afecta ni lo más mínimo – al menos de puertas para afuera – la tensa situación que rodea al cuadro aragonés, que se salda con las primeras exigencias de su marcha. Por el mensaje que transmite, tampoco parece que haya nervios en la cúpula del club.

Como era de esperar, no ha tardado en salir la cuestión a la palestra: ¿Está Julio Velázquez ante un partido límite? “No tengo ninguna sensación. Lo afronto con mucha normalidad”, ha respondido con rotundidad el míster. El líder del vestuario zaragocista, tras esa primera explicación, ha vuelto a los habituales rodeos, asegurando que “en la victoria, en la derrota y en el empate hay que mantener el equilibrio”. Algo que no le vale a la afición, nerviosa ya por ver ganar a su equipo, que es lo que realmente le importa.

Sin embargo, a juzgar por la comparecencia del técnico, la entidad queda más alineada con este que con el zaragocismo. “El mensaje desde el club es el de siempre. Tenemos una relación formidable, hablamos todos los días, comemos muchas veces juntos en la Ciudad Deportiva. Hay mucha normalidad en todos los sentidos”, ha asegurado. Es decir, normalidad y tranquilidad máxima en una rueda de prensa casi calcada a la vista la semana pasada antes de viajar a tierras castellonenses.

Para averiguar cómo ha afectado a su planteamiento el sentir de la afición, se le ha preguntado si se va a ver un Real Zaragoza más directo y atrevido tras las protestas. Pero poco se puede adivinar, más allá de confirmar, una vez más, que el ambiente no le influye. “Se va a ver el planteamiento que consideramos más adecuado, pero no motivado por nada externo. Intentamos hacer las cosas con sentido común, coherencia, dedicación. Ocuparnos de lo controlable y focalizarnos en mejorar. Sería una irresponsabilidad preparar la semana y el partido motivado por factores externos”, ha asegurado.

BAKIS Y POCA COSA MÁS

Velázquez ha mostrado su apoyo a Borge, que acaba de sufrir una rotura de cruzado, y ha llamado a ir “día a día” con Cristian Álvarez. Sobre Bakis sí ha asegurado que se le espera de vuelta en los entrenamientos para la mitad de la semana que viene, importante para que regrese pronto. En cuanto a Lecoeuche, que se debatía entre “un golpe”, como aseguró el club, o una “gestión de cargas”, según el técnico, parece que no hay lesión y entrará en convocatoria. Para culminar los nombres propios del Real Zaragoza, de Francho ha señalado que ya está sin molestias y está apto para ser incluso titular.

Sobre el partido que enfrenta al cuadro aragonés frente al colista, el Amorebieta, lo ha definido como “importante”. Y cree que deben “conectar a la afición”, que es “de mucho nivel”. “Creo que vamos a hacer un gran partido”, “llegamos en buenas condiciones” o “nuestro objetivo es mirar al Amorebieta” han completado el repertorio del entrenador del Real Zaragoza.

Se ha intentado, casi a la desesperada, tratar de descubrir si la plantilla da para más que ser el número 13 de la tabla. Algo a lo que tampoco ha querido responder y que, a priori, tampoco le preocupa. Así se ha puesto fin a la rueda de prensa de Julio Velázquez, que por mucho que le pese, al menos ante la afición, se la está jugando y solo le vale ganar.

Más en REAL ZARAGOZA