Julio Velázquez: "Seguramente hay un poco de desconfianza, bloqueo e incluso miedo"

El Real Zaragoza asume una nueva oportunidad de quitarse la pesada losa de resultados que asola desde hace semanas
Julio Velázquez en sala de prensa
photo_camera Julio Velázquez apuesta por un equipo reconocible y ofensivo

El Real Zaragoza asume una nueva oportunidad de quitarse la pesada losa de resultados que asola desde hace semanas a la entidad. Es el líder el llamado a visitar La Romareda, y con el apoyo de la gente, los maños buscan reencontrarse con el triunfo. Al menos, el míster, Julio Velázquez, ha sido capaz de diagnosticar qué le sucede a los jugadores: “Seguramente haya un poco de desconfianza, bloqueo e incluso miedo”.

“Somos personas, lógicamente en momentos complejos los estados de animo oscilan y se encuentran en una situación delicada. Si conseguimos una victoria va a ayudar. Si le damos continuidad, más. Seguramente hay un poquito de desconfianza, bloqueo e incluso miedo”, ha valorado el técnico del Real Zaragoza. Cada jugador lo afronta de una manera concreta, y el míster asume que su labor es “darles herramientas, apoyarles, generar el contexto adecuado para que se puedan manifestar de forma positiva”.

Quizá pese la camiseta por ser “un equipo con una historia formidable” que, además, empezó ganando todo y entró “en una dinámica compleja”. Es normal “esa falta de confianza y ese bloqueo”, pero Velázquez se encuentra “ilusionado, feliz y disfrutando del día a día”. También “contento con la actitud de los chicos” del Real Zaragoza. “Seguro que vamos a ser capaces de cambiar la dinámica y que nos volvamos a ilusionar”, ha señalado. En este mismo sentido, ha resaltado el “respeto” de la afición y reconocer que lo que vale “son las victorias”.

La realidad es que ahora “el equipo no está redondo; viene de resultados desfavorables”. “Si el equipo tuviera armonía, los resultados serían otros y no se habría producido el cambio de staff”, como ha señalado. Se trata ahora de generar los recursos para ser el equipo que quiere Velázquez; el propio técnico ve que están “en el camino” y se muestra “contentísimo”. No solo por él, también por los chicos. “Pero no somos lo que tenemos que ser sin duda. No somos para nada lo que pretendemos y lo que queremos ser”, ha insistido antes de apelar a la “exigencia y el trabajo diario” como primera piedra que sí está.

LO QUE EL REAL ZARAGOZA PUEDE SER

“No es lo que el entrenador quiere, sino lo que según los perfiles y la circunstancias podamos ser”, ha resumido el entrenador. Ahora bien, lo que busca es “un equipo reconocible, competitivo, que tenga unos niveles de productividad elevados, más en campo rival que en el propio". Todo lleva un tiempo, un proceso. El Leganés “es una oportunidad” que se afronta “con ilusión”, ante “una afición increíble en un escenario idílico como La Romareda”. “Entusiasmo, positividad, responsabilidad e ilusión” son sus ingredientes.

Al entrenador del Real Zaragoza no le gustó el duelo ante el Albacete. “El equipo estuvo demasiado deslavazado, llegábamos tarde a los duelos, segundas acciones… situaciones básicas que no podemos permitir nunca”, ha señalado. A partir de ahí, Velázquez sería “el hombre más feliz del mundo” si pudiese brindar una victoria a su gente. Además, ha pedido que la exigencia vaya desde dentro hacia fuera, que parta del propio vestuario. La teoría está clara, toca ahora plasmarlo sobre el césped y sumar tres puntos vitales.