Julio Velázquez: “Lo normal es que Cristian entre en la convocatoria mañana"

El técnico se muestra muy satisfecho y orgulloso de sus jugadores y confirma el regreso del argentino
Velázquez está muy orgulloso y satisfecho de los jugadores que tiene. Fotografía: LaLiga.
photo_camera Velázquez está muy orgulloso y satisfecho de los jugadores que tiene. Fotografía: LaLiga.

Una noticia muy positiva y que todo el zaragocismo esperaba. Cristian está de vuelta. El técnico del Real Zaragoza, Julio Velázquez, ha confirmado en la previa al encuentro ante el Eibar que el guardameta argentino regresará mañana a la convocatoria casi cuatro meses después. Un Velázquez satisfecho y feliz con sus jugadores, solo se focaliza en el partido de este domingo, al que llega con la ambición de ganar.

Desde su llegada, Edgar Badía está haciendo unos partidos de mucho nivel, pero sin duda, la vuelta de Cristian Álvarez es la mejor noticia para el zaragocismo, todavía más tras la tragedia de Raúl Guti. El capitán recayó de su lesión precisamente en el partido de ida ante el Eibar, el pasado 21 de octubre. Este mediodía, Julio Velázquez ha afirmado su regreso: “Está evolucionando bien. Está poco a poco, entrando en dinámica de equipo. Lo normal es que Cristian entre en convocatoria mañana”.

Además, también se suman a los jugadores disponibles Dani Rebollo y Fran Gámez. “Es muy beneficioso para el grupo que haya competencia, que tengamos diferentes posibilidades, para que nosotros podamos decidir lo más conveniente cada fin de semana”, declaraba Velázquez. Asimismo, ha mostrado su confianza en los delanteros y ha insistido en que tanto Bakis, como Azón y Enrich suman mucho al equipo, por lo que reconoce estar “super contento con los tres”, a pesar de los registros goleadores.

El Real Zaragoza está en un gran momento de forma y puede volver a engancharse a la pelea de arriba. Por eso, el partido de este domingo ante el Eibar es una prueba para medir las opciones reales de los blanquillos. No obstante, para Velázquez, se trata de “un partido más” y lo afrontan “con mucha normalidad, exigencia e ilusión”.

Eso no quita que sea un partido muy exigente. El Eibar es un rival complicado de batir tanto por la plantilla, como por el factor de jugar en casa: “Es un estadio en el que todo pasa muy deprisa. Es importante el dominio de ambas áreas, entender dicho partido para llevarlo donde nosotros nos podamos sentir cómodos”, reconocía. No obstante, el Real Zaragoza debe aprovechar su buena dinámica y sensaciones. “El equipo tiene identidad, está siendo reconocible, está siendo muy sólido, jugando de local y de visitante. Llevamos un número importante de partidos sin perder y vamos a intentar dar continuidad a eso”.

Pese a la buena dinámica, el Real Zaragoza de Velázquez no está consiguiendo vencer lejos de La Romareda: Derrota en Albacete y empates ante Espanyol, Amorebieta, Eldense y Alcorcón. “Nos ha tocado jugar en contextos complejos, particulares”, justificaba el entrenador, que a su vez, admitía que habían sido competitivos y podían haber ganado alguno de ellos. Sin dudarlo, el salmantino no firma ningún empate y su objetivo es siempre ir a por la victoria, ya que su equipo "tiene posibilidades de adaptarse" a cualquier contexto.


GUTI Y LA POSIBILIDAD DE REEMPLAZO

Por desgracia, el tema de la semana ha sido la dura lesión de Raúl Guti. El entrenador del Real Zaragoza, como ya hizo tras el partido del Sporting, ha lamentado la situación: “La baja de Guti es una lástima, sobre todo por el chico, por el tema humano. Porque es un tipo brutal, porque que venia con una ilusión maravillosa, con ganas de aportar y que tiene un sentido de pertenencia muy a tener en cuenta”.

Su baja y la salida de Bermejo, deja un vació en el medio campo, algo que no le preocupa en absoluto a Velázquez: “Estoy feliz con la plantilla que tenemos, con los jugadores, con la competencia sana que se genera en el día a día”. Por ello, aunque reconoce que el club está abierto a la posibilidad de que llegue algún jugador en paro, no es algo en lo que “pierda demasiado tiempo”, ya que su responsabilidad es sacar “el máximo rendimiento” a su vestuario.