Julio Velázquez, abierto a cambios a la espera de recuperar futbolistas

El técnico ha valorado lo importante que sería acabar el 2023 con 30 puntos.
photo_camera El técnico ha valorado lo importante que sería acabar el 2023 con 30 puntos.

Este lunes, Julio Velázquez ha comparecido en la rueda de prensa previa al partido del miércoles ante el Levante. El técnico ha constatado que "a priori no hay tocados, los jugadores han llegado bastante bien, aunque tuvimos que sustituir a Moya por una sobrecarga muscular, que no debería de ser importante, y a Marc, que venía de un proceso febril y había algún lance que le costaba un poco más. En líneas generales estamos en buenas condiciones", ha afirmado el míster, que podría no repetir once tras tres jornadas consecutivas en los que venían iniciando los mismos once protagonistas. "En ciertas posiciones sí que lo tengo claro, pero en otras tengo que ver cómo evolucionan los jugadores a nivel de recuperación", ha añadido.

El que seguro que no estará para el duelo ante el Levante es Iván Azón, que tras su lesión ha entrenado sus primeros minutos junto al grupo antes de retirarse para hacer trabajo específico. "Se ha visto sobre el césped, que siempre es positivo a nivel emocional. Obviamente, para el miércoles no estará y habrá que ir viendo cómo va evolucionando su lesión. Espero que para la vuelta de vacaciones pueda integrarse poco a poco en el grupo", ha constatado Velázquez, que es consciente de que tiene que esperar "a ver el «feedback» del staff médico sobre Azón, y sobre los otros jugadores lesionados".

Pese a las bajas, el objetivo es acabar el 2023 con 30 puntos, siendo el último partido del año el de este miércoles, a partir de las 19.00 horas, ante el Levante. El técnico confía en un triunfo, pues "estamos creciendo, evolucionando y compitiendo bien en todos los contextos. Ya sea de local o visitante estamos en disposición de ganar los partidos, y no es que un resultado anterior te lleve a más o menos exigencia". Por ello, Velázquez ha dejado claro que "hay que afrontar cada duelo con toda la ilusión del mundo y máxima responsabilidad. Esta Liga es larguísima y hay que entenderla. Ni este equipo estaba ascendido al principio ni dejó de estar ascendido cuando entró en esa dinámica más compleja".

En relación a esto, Velázquez ha afirmado que él le da valor a "cómo lleguemos al partido y cómo se va a desarrollarse en disposición de ello. Todos queremos ganar, pero le doy valor a que el equipo entienda el tipo de choque y hagamos el juego que tenemos pensando hacer. La cosa es ver qué hacemos para ganar. Irte de vacaciones con una victoria ante nuestra afición sería maravilloso".

EL EMPATE ANTE EL AMOREBIETA

Más allá de pensar en el Levante, el técnico también ha hablado sobre el pasado encuentro ante el Amorebieta (1-1), en el que los 10 primeros minutos fueron un auténtico infierno para el cuadro blanquillo, con un penalti en contra que para suerte de los visitantes falló el Amorebieta, y un gol, en el minuto 9, que hizo al equipo de Velázquez ir a contracorriente durante toda la cita. "Son circunstancias y se pueden repetir. Es difícil que acontezca lo mismo en otro encuentro, puede pasar algo parecido pero no lo mismo. El domingo, en los dos primeros lances no estamos bien y ellos ganan confianza", ha explicado el entrenador, que quiere dar valor al papel dado por su equipo, pues "el cambio de entrenador del Amorebieta, sus emociones, que nosotros no estamos bien ajustados, verse ellos con un penalti a favor… genera desconfianza, pero por eso le doy valor al equipo, porque tiene esa capacidad de reajustarse y dar repuesta a lo que demandaba el partido. Este tipo de duelos, en los que no empiezas bien, los acabas perdiendo como no seas capaz de interpretarlos".

A fin de cuentas, el técnico considera que "hay que analizar las cosas con perspectiva. El domingo no entramos bien, tenemos que ir ajustando aspectos mientras avanza el partido. La segunda parte la empezamos mejor a nivel estructural, con mejores ubicaciones e intenciones y llevamos el partido a un punto que lo podíamos ganar o perder". Aunque, siendo el Amorebieta colista junto al Cartagena, Velázquez pretendía sacar tres puntos de Lezama. "Hay que poner en valor la capacidad del equipo para dar respuestas en un contexto que no era sencillo. No fue un partido con el que yo disfruté, ni con el que me sentí cómodo, pero fue un duelo con su dificultad y, dentro de que buscábamos la victoria, hay que saber que ese tipo de partidos, en los que se complican tanto desde el inicio, si no los puedes ganar, por lo menos puntuar. Ahora hay que hacer bueno ese empate llevándonos los tres puntos ante el Levante en un bonito partido en La Romareda".

"EL TIRO DE MOYA ES UN PENALTI COMO UNA CASA"

Un aspecto que ocupó todas las miradas del pasado duelo ante el Amorebieta fueron dos jugadas muy polémicas, en las que los locales, tras una entrada por detrás a Maikel Mesa, podrían haber jugado con un hombre menos durante gran parte del duelo, y otra en la que un disparo de Toni Moya impactó claramente en el brazo de un defensor, que despejó el balón de forma, por lo menos, dudosa. "Sobre el arbitraje ya hablé ayer. Es algo incontrolable para nosotros, pero sí que creo que marcó el devenir del encuentro. Deberíamos haber jugado muchos minutos con superioridad numérica y el tiro de Moya es un penalti como una casa. Dicho esto, a nivel interno, no nos sirve de justificación para nada. Es obvio que acontece y te limita, pero nosotros estamos focalizados en el partido contra el Levante", ha comentado el míster, que no ha querido darle más vueltas a un asunto que define como desgastante.

Finalmente, el técnico es consciente de que el encuentro de este miércoles ante el Levante significa el último choque del año. Por tanto, el balón no volverá a rodar de forma oficial para el Real Zaragoza hasta el lunes 15 de enero, en el duelo que enfrentará a los blanquillos al Eldense a domicilio a partir de las 20.30 horas. 25 días sin competir. "Lo tenemos ya preparado. Después del partido del miércoles daremos un periodo de unos cuantos días para que los jugadores estén con las familias y se recuperen. A partir de ahí volveremos a trabajar, manejando bien las cargas, sobre todo conceptos, situaciones en las que hay que seguir creciendo, y ese tiempo que nos permite el calendario para trabajar hay que aprovecharlo con calidad", ha concluido Velázquez.