Iván Azón: “Ha sido un año difícil a nivel personal y para todo el vestuario”

El futbolista admite que le costó adaptarse a la llegada de Víctor Fernández
Iván Azón volvió a marcar ante el Tenerife. Foto: LaLiga Hypermotion.
photo_camera Iván Azón volvió a marcar ante el Tenerife. Foto: LaLiga Hypermotion.

Uno de los grandes protagonistas de la victoria del Real Zaragoza ante el Tenerife fue Iván Azón. El canterano firmó un gran partido y anotó el 2-1 antes del descanso, con el que ponía fin a su sequía goleadora. Así pues, el zaragozano ha confesado este miércoles que el tanto fue un “alivio” para él en un año que ha calificado como “difícil a nivel personal y para todo el vestuario”.

El Real Zaragoza volvió a vencer después de siete partidos sin lograrlo. Todo un “respiro”. Iván Azón reconocía que dentro del vestuario los tres puntos se vivieron “con mucha alegría”. Gracias a esta victoria el conjunto aragonés se aleja a ocho puntos del descenso y en cuanto a la meta de la temporada para las nueve jornadas restantes, Azón se limita al discurso de “partido a partido”. Piensa en conseguir el triunfo ante el Levante y ganar los máximos encuentros para “quedar lo más arriba posible”.

En este aspecto, el Real Zaragoza tiene otro reto por delante este domingo en el Ciutat de Valencia. Volver a ganar a domicilio. No obstante, el atacante expresa que hay que vencer ya sea “en casa o fuera de casa” y reconoce que cuando viajan también sienten el calor de la afición.

El triunfo ante el Tenerife fue un respiro para el equipo, pero, después de cinco meses, también fue un alivio para el zaragozano haber visto puerta. “Muy contento en lo personal porque te ayuda a seguir cogiendo confianza”, comentaba Azón, que entiende que la labor de un delantero es marcar goles, aunque a veces haga un buen partido y se vaya sin él.

El delantero ha tenido que sufrir mucho durante este curso, en el que suma tres tantos y estuvo apartado por lesión durante algunas jornadas. Algo que le ayudó a volver con “más ganas”. “Es un chasco, un pequeño ladrillo, pero hay que sobreponerse”, declaraba.

A su juicio, su etapa en el primer equipo ha sido complicada: “Mi primer año fue más difícil a nivel colectivo, a nivel personal fui cogiendo minutos. El año pasado con las lesiones, me ayudó a seguir formándome y creciendo. Este año ha sido un año muy irregular con tres cuerpos técnicos, ha sido difícil a nivel personal y para todo el vestuario”.

LA LLEGADA DE VÍCTOR FERNÁNDEZ

Ahora, ve la luz y recalca que se encuentra bien, pero el pasado sábado Víctor Fernández afirmó que en las primeras semanas veía al “9” muy bloqueado. Aunque este no lo sintiera así, admite que ha ido avanzando y ganando confianza desde la llegada del nuevo técnico. “En las primeras semanas había entrenamientos que ocupaba otras posiciones, fue un poco difícil para mí. Viene un entrenador nuevo y es difícil verte en otra posición, pero me ayudó a cambiar un poco el chip y evolucionar en otras facetas de juego que igual no tengo de normal”, apuntaba Iván Azón.

De hecho, la llegada de Víctor parece haber ayudado a los futbolistas de ataque, principalmente porque se ha conseguido generar más oportunidades y así “para los jugadores de arriba es más fácil marcar goles”. Una fortuna que todavía no han vivido con la camiseta del Real Zaragoza Sinan Bakis y Sergi Enrich, a quienes Azón defiende porque son “rachas”. Principalmente, este miércoles el zaragocista ha agradecido el apoyo de Enrich: “Es una persona que me ha ayudado desde que ha llegado a nivel personal, es una persona increíble y le debo mucho porque siento todos los días su apoyo”.

Por último, Azón valoraba positivamente la posibilidad de jugar con dos delanteros, ya que ayuda tener a alguien al lado que luche los balones. “Es bueno que nos sepamos complementar y que sigamos sumando para el equipo”, sumaba.