Giuliano Simeone sufre un mal menor con su esguince en la rodilla

El delantero zaragocista chocó contra Saúl Coco ante Las Palmas y, cinco minutos después, debía producirse el cambio
Simeone abandona el terreno de juego tras caer lesionado ante Las Palmas
photo_camera El Real Zaragoza pierde a su referencia en ataque. Foto: LaLiga

El Real Zaragoza ha perdido a Giuliano Simeone como mínimo para el próximo partido y habrá que ver qué sucede con el final de temporada. El delantero zaragocista chocó contra Saúl Coco ante Las Palmas y, cinco minutos después, debía producirse el cambio por Puche tras caer lesionado. Las alarmas se encendieron en La Romareda, pero finalmente, únicamente sufre un esguince de grado I en la rodilla.

La mejor noticia para él es que se trata del mal menor. Y aunque el Real Zaragoza no podrá contar con él por ahora, no se descarta que pueda llegar al final de la temporada. Todavía queda un mes de competición y podría darse la posibilidad de un regreso en las últimas jornadas de competición. Ahora bien, poco parece que va a tener en juego el Real Zaragoza.

Simeone lleva a estas alturas del campeonato nueve goles en los 36 partidos disputados. Se ha erigido como el hombre gol del cuadro blanquillo y como un digno asistente, porque ya ha repartido otros tres tantos. Su entrega ha sido el factor principal que ha llevado a aterrizar de pie en una Romareda consciente de su importancia para lograr la permanencia.

UN SOÑADO REGRESO

La afición zaragocista desea la vuelta del delantero para la próxima temporada, cuestión que dejó abierta el director general, Raúl Sanllehí, en su presentación. “Quién sabe, con un poco de suerte igual podemos alargar un poco más esto”, afirmó en julio del año pasado. Eso sí, este año en Segunda División también le ha servido que varios equipos de la máxima categoría tengan el ojo puesto en él.

En este momento, los derechos del futbolista son del Atlético de Madrid, club que actualmente tiene una alta influencia en el Real Zaragoza. Por lo tanto, para lograr un segundo año de cesión habrá que apelar a las famosas sinergias de las que se hablaba al comienzo del proyecto. Solo de esta forma, que no deja de ser complicada, podría Giuliano volver a vestir la elástica zaragocista.