Germán Valera aprueba la euforia zaragocista

Todos los partidos van a ser complicados y el camino es largo, como dice el futbolista del Real Zaragoza Germán Valera
Germán Valera en sala de prensa de la Ciudad Deportiva
photo_camera El extremo ve con buenos ojos la euforia de la afición del Real Zaragoza

Al Real Zaragoza le está saliendo todo bien sobre el terreno de juego y la euforia se ha instalado en la grada de La Romareda. El equipo está con confianza en su trabajo, alegre, y afronta con ganas los partidos, empezando por el del próximo domingo ante el Cartagena. Ahora bien, saben que todos van a ser “complicados” y que el camino todavía es largo, como bien ha señalado Germán Valera. Pero todo será más fácil con el ambiente de un estadio que gana partidos.

El vestuario está muy bien, con confianza, contentos, pero sabemos que la liga es muy larga; cada partido muy complicado y estamos pensando en este domingo. Vamos partido a partido”, ha asegurado en sala de prensa el extremo. Hay tranquilidad, “pero sin relajarse” y siendo un equipo para cada asalto de la competición.

Ahora bien, no desdeña la euforia instalada en la afición del Real Zaragoza. De hecho, Germán lo considera un plus. “Nosotros intentamos estar tranquilos y llevarlo con normalidad, pero esa euforia hace que estemos más acertados y con ganas de dar una alegría a nuestra gente”, ha señalado. Lo cierto es que jugar con el viento a favor en un estadio como La Romareda es algo que no se vive en Segunda, y para Valera es el mejor ambiente que ha conocido como profesional. Se siente a la afición apretando; “estás cansado, pero la afición anima y te da un plus”. “Es un lujo jugar así en La Romareda”, ha resumido.

LOS SECRETOS DEL COMIENZO

Los jugadores, como se hace habitualmente, utilizan el calentamiento y momentos de pausa para perfeccionar acciones juego. “El otro día hablaba con Maikel de que, si me iba por fuera, me buscara el pase atrás. Vamos intentando combinaciones para que salga todo rodado”, ha desvelado. Otra asunto importante es la competencia, “muy sana” en este grupo, que se alegra también por sus compañeros. Eso les obliga también a exigirse al máximo para jugar y es clave para mantener el nivel.

Después de reconocer su felicidad tras debutar como titular en La Romareda, también ha asegurado que se siente más cómodo a pierna cambiada, “como si llevara bastantes partidos con el equipo”. Y en cuanto al jugador que más le ha cautivado, no ha dudado en mencionar a Marc Aguado. “En Andorra daba un nivel muy alto, pero verlo aquí los primeros partidos que salí de suplente… cómo roba, cómo distribuye juego…” ha afirmado.

Después de haber mirado en vídeos su jugada que rozó el gol y de asegurar que no tiene ninguna obsesión con la Selección Sub-21, Germán se centra en el Cartagena - Real Zaragoza. En plena preparación y a sabiendas de que el míster deberá recomponer la zaga y la delantera, el extremo gana enteros para repetir en el once. Eso sí, ahora con más ritmo, sin dolores, como le pasó frente al Eldense. A partir de ahí, a prepararse para ver puerta y levantar a un zaragocismo que está disfrutando con su equipo.