Fidelidad zaragocista a dos días del cierre de renovaciones al mismo precio

La afición del Real Zaragoza responde. A dos días del fin de las renovaciones al mismo precio, las colas son largas
Colas de aficionados en las oficinas del Real Zaragoza
photo_camera La afición zaragocista sigue haciendo fila para renovar su abono

La afición del Real Zaragoza, siempre fiel año tras año, sigue respondiendo. A dos días de cerrar la promoción de la renovación de los abonos al mismo precio, las colas son largas. Este lunes llegaban hasta la salida del parking; ocupaban el final de la terraza del famoso establecimiento de croquetas enfrente de las oficinas, y eso que comenzaba en la plaza trasera. Una muestra más del cariño al equipo por parte de una hinchada con ganas de comenzar la temporada.

Apenas habían dado las 11.30 horas y las filas eran de marca mayor. Aficionados de casi todas las edades – solo faltaban niños y chavales en edad escolar – se daban cita en la zona trasera de las oficinas para su renovación. De ahí, comenzaba a dar la vuelta hacia IDOM, bajaba las escaleras de Eduardo Ibarra y continuaba hasta las salidas del aparcamiento. A esas horas, llegaba hasta la zona de la terraza del Croquetarte más próxima a las entradas de La Romareda.

La afición está volcada con el equipo, está claro. Desde el club no quisieron facilitar cifras de renovaciones hasta que se finalizase la promoción, y tan solo quedan dos días más. Será entonces cuando, previsiblemente, se darán a conocer. Ahora bien, solo hacía falta pasar por las oficinas del Real Zaragoza días sueltos para comprobar la respuesta y poder presuponer que serán varios miles.

MÉRITO Y CONFIANZA

Se desconoce todavía qué equipo va a presentar el Real Zaragoza y es palpable la ilusión que se genera cada temporada. La cuestión es meritoria por parte de la hinchada blanquilla, y muestra también que mantiene intacta su confianza. En el año que debe ser del ascenso, la respuesta es evidente, y habrá que ver ahora cuál es la subida del precio de los abonos y cómo afecta al bolsillo en estos tiempos.

Mientras, en los despachos, el director deportivo, Juan Carlos Cordero, prepara la nueva temporada. Junto a él, el míster, Fran Escribá, encargado de liderar la nave hasta buen puerto, que no es otro que Primera División. Y con un límite salarial acorde a esta necesidad, el Real Zaragoza afronta una vez más con ilusión la campaña.

Más en REAL ZARAGOZA