Extremos, un delantero y un portero, los próximos pasos del Real Zaragoza

Están en el Real Zaragoza Maikel Mesa, Sinan Bakis, Lecoeuche y Toni Moya y faltan extremos, un delantero y un portero
Juan Carlos Cordero en sala de prensa
photo_camera Cordero se muestra satisfecho con los primeros pasos del mercado en el Real Zraagoza. Foto: Laura Trives

Ya están en Zaragoza Maikel Mesa, Sinan Bakis, Quentin Lecoeuche y Toni Moya (confirmado por Cordero) y ahora faltan un par de extremos, un delantero y un portero. Así, el director deportivo del Real Zaragoza, Juan Carlos Cordero, dejaría la plantilla zaragocista encarrilada, aunque ni mucho menos sentenciada, porque hay cosas por hacer. Todavía es “muy pronto”; acaba de comenzar el mercado y “hasta el 31 de agosto falta bastante”.

“Todavía tienen que venir jugadores y dar salidas”, ha señalado, adelantando también que en los extremos hay que fichar. Los fichajes ofensivos son los que más dificultad conllevan y en “los que más dinero hay que apostar”, pero “los pasos se están dando con sentido común y mucho trabajo”. Además, lo ideal para él sería que fuesen en propiedad, pero están abiertos “a cualquier situación”.

En la mente de Juan Carlos Cordero está fichar “un delantero más por lo menos”. Aquí entraría Víctor Mollejo, capaz de jugar en todas las posiciones de ataque, aunque no hay nada cerrado todavía. Y un tercer portero, porque se encuentran “contentos” con Cristian y Rebollo, pero quieren tres “de nivel alto”. A partir de ahí, decidirá Escribá, y aunque el director deportivo reconoce encontrarse “tranquilo”, hay hueco para uno más.

Cordero está satisfecho con la confección del equipo que está llevando a cabo. Eran opciones valoradas desde hace tiempo, y la voluntad de los jugadores ha sido clave. Ha habido buena predisposición de todos ellos, y considera importante el proyecto que se está gestando en el Real Zaragoza. La primera temporada ha sido muy pobre, pero la que viene debe ser la del ascenso a Primera División.

SIN NOVEDADES EN LAS SALIDAS

A estas alturas no hay novedades en el capítulo de las salidas. La buena noticia es que “hay un grupo de jugadores que saben que tienen que salir y sus agentes también”. Por lo tanto, se encuentran trabajando en esta cuestión con colaboración de los implicados, que quieren “encontrar acomodo y sentirse importantes”. Además, se busca “la mejor forma para llegar a un acuerdo”, tanto económica como deportivamente.

Sobre Bebé y Giuliano no hay noticias; siguen en sus clubes y el Real Zaragoza tiene “máximo respeto” por ellos. En este momento no se valoran sus incorporaciones, y si se abre esta vía dentro de algunas semanas, “ya se verá”. El hueco siempre lo tendrían para ellos. Caso distinto es el de Mollejo, con más opciones de seguir, pero Cordero ha recordado que tiene contrato con el Atlético de Madrid. Acuerdo no hay pero se intentará hacerlo posible.

SIN VENTAS OBLIGADAS

Por segundo año consecutivo, el Real Zaragoza no necesitará vender jugadores para garantizar su viabilidad. “La idea es seguir con todos los activos y no hay idea de traspasar a ninguno”, aunque si llegase una oferta “se estudiaría”. Además, el límite salarial no está cerrado y se puede seguir aumentando con patrocinios, abonos y otras iniciativas. Aquí, el director general, Raúl Sanllehí, ha intervenido para señalar que no van a decir cuál es. Ahora bien, aunque no se de una cifra, lógicamente estará entre los más potentes de la categoría.

Sanllehí tampoco ha arrojado muchas luces sobre la cuestión del Lapetra, que lo ha calificado de “primordial” para el Real Zaragoza, como siempre lo ha sido. Todavía no ha trasladado el equipo que van a invitar a La Romareda, pero la idea es hacerlo oficial en poco tiempo. Esa será la presentación ante unos abonados que, como cada año, apuntan a ser los más numerosos de toda Segunda División. Y así, poco a poco va tomando forma un cuadro aragonés obligado a ejecutar de una vez por todas el ascenso a Primera.