Este Real Zaragoza va muy en serio (1-0)

Este Real Zaragoza va en serio y lo demostró venciendo a un equipo candidato al ascenso como es el Real Valladolid
Celebración del gol del Real Zaragoza ante el Real Valladolid
photo_camera El Real Zaragoza se impuso por 1-0 ante el Valladolid para subirse a las alturas. Foto: LaLiga

Este Real Zaragoza va en serio. Muy en serio. Y lo demostró como debe ser, venciendo a un equipo candidato al ascenso a la máxima categoría del fútbol español. Y sabiendo sufrir cuando tocaba. Alejandro Francés hizo el 1-0 definitivo ante una Romareda entregada, que no dejó en ningún momento de animar y que volvió a ser el baluarte imprescindible del equipo. Con seis puntos de seis posibles, los maños se aúpan a lo alto de la tabla.

Los hombres de Escribá eran los mismos que hace apenas seis días frente al Villarreal B. Cristian en portería, Jair y Francés en el eje de la zaga y Fran Gámez y Nieto en los laterales. En el centro del campo, Aguado de organizador con Toni Moya y Maikel Mesa y Francho completando por las bandas. Arriba, Azón y Bakis como hombres gol del Real Zaragoza. Por parte del Real Valladolid, Cedric e Iván Sánchez se erigían como los jugadores clave.

Dos minutos hicieron falta para la primera internada zaragocista con el sello de Francho, que obligaba a blocar a Masip, portero de primera nivel para la noche en La Romareda. Y a los cuatro, Bakis ganaba la partida a Boyomo y erraba el último pase. Eso sí, el Real Valladolid, con Iván Sánchez como cabeza pensante se acercaba peligrosamente y provocaba el despeje de Cristian. Ya en el 6, Tunde se marchaba de Gámez, que le frenaba con una falta de lo más peligrosa.

Paradón de Cristian en la ejecución para avisar y vuelta a la hostilidades con el cuadro visitante ganando terreno. Moro también avisaba, y aunque Cristian blocaba sin peligro, el balón seguía siendo violeta. Estos tenían otra clara con el 11 como protagonista, pero se emborrachó de balón y Francho logró despejar. En un duelo de ida y vuelta, Azón se llevaba el cuero a la contra y estrellaba el esférico al lateral de la red.

Una mala salida de balón de Cristian llevó a Monchu a probar de lejos y el argentino resolvía la papeleta. Minuto 21 de juego y el Real Zaragoza buscaba enmendarse, con Toni Moya lanzando fuera, por poco, a la derecha de Masip. Los maños conseguían hacerse con el control del cuero con el paso de los minutos, una buena noticia para Fran Escribá, De ahí surgió un pase del centrocampista que dejaba solo a Maikel Mesa, pero falló en el último pase. A la contra, Azón se plantó solo en el área y volvió a fallar.

Y por fin, esta vez sí, ante una Romareda entregada, siendo mucho más que el 12, lograría el 1-0 Alejandro Francés. Brillante ejecución de un central reconvertido por un instante en delantero que llevaría al Real Zaragoza – previa e innecesaria revisión del VAR – a adelantarse en el marcador. Pero el héroe no las tenía todas consigo. Ávalos Barrera revisaba un posible penalti durante casi 10 minutos que, finalmente, no pitaba por fuera de juego.

La primera parte terminaba con nueve minutos de añadido, un Real Valladolid desquiciado y un Real Zaragoza que iba a lo suyo, a ganar. Tranquilidad en la escuadra aragonesa, sin sufrir y esperando un descanso que, allá por el 54, llevaba a los dos equipos a vestuarios.

SEGUNDA PARTE DE AFICIÓN

Rosa y Kennedy cogían el testigo de un Moro y Escudero muy fuera del partido para tratar de hacer la igualada. Pero lo que llegaba era una media vuelta de Bakis en el 50 y un disparo colocadísimo que se iba fuera por los pelos. Llegaría Maikel Mesa para hacer el segundo en una jugada maravillosa por banda derecha, con pase de la muerte que no acertó el 11 y balón al fondo de la red. Pero el 2-0 en el 53 no subía al marcador por fuera de juego.

Al larguero el Real Valladolid en el 74 por medio de Iván Sánchez para dar algo de emoción, pero el zaragocismo seguía creyendo en que la victoria iba a ser posible. A pesar de que Rosa enviase fuera por muy poco un balón que olía a empate, la afición respondía de forma ejemplar allá por el 80, como siempre. La pelea del equipo, unida perfectamente a la afición, llevó a los maños a saber sufrir y a atar una victoria imprescindible que demuestra que va muy en serio.

Más en REAL ZARAGOZA