Escribá: “Si viene alguien más, estupendo. ¿Bebé? Si llega estaremos encantados, pero no es nuestro”

Escribá en la sala de prensa de La Romareda
photo_camera Escribá está más que satisfecho con la plantilla

Dos semanas restan para que el Real Zaragoza pueda culminar su plantilla de cara a la presente temporada, o al menos a la espera del siempre incierto mercado invernal. Y la entidad blanquilla tiene prácticamente todo el trabajo hecho gracias a un Juan Carlos Cordero que, a la espera de que la maquinaria funcione, roza la perfección. Así lo ha expresado también el entrenador, Fran Escribá, quien también ha sido cuestionado por un nombre propio que lleva semanas en boca de todos.

Es el caso de Bebé, quien la pasada campaña recaló en calidad de cedido en el club maño, precisamente en el mercado invernal, liderando al equipo en la segunda vuelta. Su situación no es sencilla, ya que hasta el momento ha contado en pretemporada para el Rayo Vallecano, tiene contrato con los franjirrojos y un salario nada desdeñable, especialmente para la situación económica de los clubes de LaLiga Hypermotion.

Dejando claro que cualquier frase dicha puede ser sacada de contexto, Escribá sí se ha mojado sobre el tema. “Lo queremos mucho porque el año pasado nos aportó mucho, no sólo en el campo, sino que a nivel de vestuario su personalidad y alegría nos vino muy bien”, ha explicado el míster”, comentando que le desea lo mejor: “Si es en el Rayo genial y si es aquí estaremos encantados, pero no es un futbolista nuestro”.

Un Escribá que ha asegurado estar “muy contento con el mercado”, el que ha calificado como “tranquilo porque los plazos se han marcado muy bien, firmando gente antes de empezar y gente con la pretemporada recién iniciada”. “Hemos tenido incorporaciones como Valera, Mouriño e incluso Mollejo que hemos tenido que esperar, pero con paciencia para que vinieran los que queríamos”, ha añadido.

En este sentido, y de cara a la recta final, lo ha dejado claro: “Hay 6 fichas disponibles, no es la idea, pero si el mercado nos pone delante algún jugador que todavía nos da un salto, con nuestras limitaciones lo intentaría Juan Carlos Cordero”. Eso sí, remarcando estar “satisfechos con lo que tenemos ahora mismo” y aclarando que “si no viene nadie, la plantilla está bastante completa y compensada”.

Eso sí, todavía falta por salir uno. Es el caso de Manu Molina, el único zaragocista de los señalados para marcharse que no ha encontrado acomodo fuera de las orillas del Ebro. Sobre el mediocentro, Escribá ha remarcado que “su comportamiento es excepcional, es un chico excelente, de los más queridos en el grupo y da calidad en los entrenamientos”. Aunque su puerta sigue cerrada: “Le vamos a ayudar en todo lo que podamos y esperamos que le salga una buena opción, sería una pena que estuviera aquí son contar”.